Costa Rica flexibiliza medidas

Según los datos oficiales, los casos positivos han aumentado a 719 y las muertes a 6 personas, hasta el 1 de mayo a mediodía. De los 719 casos, 341 son mujeres y 378 son hombres. El número de recuperados ascendió a 338.

La zona más afectada es la capital, San José, con el mayor número de casos positivos y la población más contagiada es la de adultos mayores.

RELAJAN MEDIDAS

El gobierno anunció medidas de apertura paulatina al comercio para no afectar demasiado la economía nacional. Estas medidas empezaron a regir a partir del 1 de mayo y se mantendrán vigentes hasta el próximo 15 de mayo, con una revisión el día 11 para evaluar el impacto de las medidas en la contención de la curva de infecciones del COVID-19.

Lea: Centroamérica tiene enorme déficit de pruebas para detectar el COVID-19

Las flexibilizaciones se sentirán particularmente en el sector comercial, pues se habilitará nuevamente el servicio de cines, teatros y centros deportivos, siempre que estos funcionen con medidas de contención contra el virus y no se incremente el número de casos positivos.

EL GOBIERNO BUSCA MEJORES CONDICIONES CON FMI

El presidente Carlos Alvarado está realizando gestiones y contactos al más alto nivel con algunos de los máximos representantes de organismos financieros internacionales para tratar de mitigar la situación socioeconómica de Costa Rica a corto plazo.

Alvarado pretende sensibilizar sobre la necesidad de tomar medidas extraordinarias ante una situación creada por la pandemia, tales como, facilidades de financiamiento para presupuestos extraordinarios, tasas de interés más bajas, períodos de gracia o plazos de pago extendidos, arreglos de pago para carteras existentes y la eventual suspensión de pagos.

Lea: Pandemia pone a prueba frágil democracia y débiles instituciones en Centroamérica

Ya a mediados de mes el Fondo Monetario Internacional (FMI) prometió un desembolso de hasta 508 millones de dólares, que se concretó el 29 abril, bajo el Instrumento de Financiamiento Rápido, que contiene condiciones muy favorables de tasa y plazo. Dichos recursos estarán destinados a apoyar las finanzas públicas, para responder de mejor manera a las consecuencias inmediatas y posteriores a la pandemia, afianzar la estabilidad macroeconómica, asegurar la sostenibilidad de la deuda pública, e impulsar el crecimiento económico de mediano y largo plazo.

Sobre ese particular, María del Pilar Garrido, Ministra de Planificación Nacional y Política Económica y coordinadora del Consejo Económico del Gobierno, expresó: “Este instrumento permite dar un alivio a las necesidades de financiamiento que requiere el Gobierno de la República para atender la emergencia desde sus diferentes dimensiones, en la fase de respuesta en la que nos encontramos”.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.