Evan Ellis Rusia Ucrania Centroamérica Estados Unidos 

Evan Ellis: La amistad de Putin con los Ortega-Murillo es una amenaza para Centroamérica 

*Evan Ellis, del Colegio de Guerra del Ejército de EEUU, en entrevista con Expediente Público señaló que la alianza del presidente de Nicaragua con los rusos es una amenaza para vecinos como Colombia y Costa Rica.  

**Una posible presencia militar rusa en Nicaragua podría desestabilizar la región incluso en la isla de San Andrés y Costa Rica. 

***Comando Sur de Estados Unidos deberá estar alerta y actuar ante una amenaza militar de Rusia en Centroamérica. 


Expediente Público

La amenaza concreta de Rusia en Centroamérica con la estrecha relación entre el régimen de Vladimir Putin y el de Daniel Ortega en Nicaragua, es desestabilizar militarmente la región incluyendo hasta la zona de la isla de San Andrés, de Colombia e incluso Costa Rica, aseguró el académico estadounidense, Evan Ellis en declaraciones a Expediente Público.  

“Yo creo que en América Central la amenaza concreta es solo que esta amistad de Ortega con Putin, es la que le da vida a este régimen autoritario”, dijo Ellis, politólogo, investigador del Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de los Estados Unidos, especializado en las relaciones de la región y el crimen organizado transnacional. 

Sin embargo, Ellis -en momentos que Rusia invade Ucrania- no cree que esa presencia rusa sea una amenaza directa a Estados Unidos sino a países como Colombia o Costa Rica de parte de Nicaragua. 

Lea además: La cooperación de Rusia es en realidad un negocio opaco

«Personalmente no veo que esto es parte de una amenaza hacia los Estados Unidos y creo que es más una amenaza contra Costa Rica por la presencia rusa y también para Colombia en las aguas cerca de San Andrés, algo que los colombianos ya conocen muy bien”, explicó Ellis.

Estados Unidos podría responder a una amenaza

De concretarse esos temores, Ellis tiene confianza que el Comando Sur de Estados Unidos sabrá reaccionar apropiadamente.

“Obviamente, si Rusia decide desplegar una capacidad militar que podría amenazar a los Estados Unidos o nuestros aliados en la región, yo creo que los Estados Unidos están bien posicionados a responder ese tipo de amenaza directa y si Rusia empieza a hacer otros cosas, imagino que también es algo que debe darse vigilancia solo por experiencia, no por información específica”, explicó.

“Tengo confianza que mis colegas del Comando Sur están bien informados y siguen con mucha atención estos acontecimientos, pero otra cosa es entrar en pánico especialmente cuando es realmente obvio que lo que busca Rusia no es actuar sino inspirar una reacción”, agrega Ellis.

El académico estadounidense no ve una amenaza de parte de Rusia para la región de forma inmediata, sino que su mayor preocupación es la lucha contra la corrupción, la presencia china y mantener los compromisos con la democracia.

Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más

Sin embargo, Ellis hace un recuento de los estrechos nexos entre el regimen de Managua y la Rusia de Putin, de la que ha recibido ayuda militar. Ellis recordó que Nicaragua recibió tanques T-62 de Rusia, blindados BTR y VMP. 

El académico ve a Nicaragua aliado con lo que llama “los amigos antiliberales” de Rusia en los que incluye también a Venezuela y Cuba.

De Osetia y Abjasi al Donbás

Ellis estimó de interesante el escenario en que Ortega por un lado reconoció de inmediato en 2008 a las repúblicas separatistas de Osetia del sur y Abjasia, cuando aconteció la guerra rusa en Georgia, pero por el otro lado ha mantenido una actitud más prudente con la situación ucraniana y la región del Donbás.

“Esta vez, cuando los de Donbás declararon su independencia, sorprendentemente Ortega no dijo nada. Ahora, debemos darnos cuenta que esto solo fue un pretexto para la invasión que ya está en camino a Kiev; entonces, yo creo que los Ortega querían dar menos apoyo que antes y esto para mí es una indicación que Ortega entendió hacia dónde va esto y que no vale la pena en reconocer diplomáticamente a los separatistas del Donbás cuando solo fue un pretexto para la invasión del día siguiente”, explicó Ellis.

El politólogo estadounidense dijo que “Ortega en su aislamiento y su falta de recursos, no es realmente una posición amenazante”.

“Yo creo que realmente el rol de los Ortega en el crimen organizado de la región es más preocupante que el rol del apoyo diplomático (a Rusia), es realmente mínimo”, subrayó Ellis.

Puede interesarle: Nicaragua: 2021 año de consolidación del proyecto autoritario del régimen de Daniel Ortega

Evan Ellis Rusia Ucrania Nicaragua Estados Unidos

China tampoco apoyará construcción del canal

Para Ellis, el régimen de Ortega apuesta más a China que a Rusia para sobrevivir.  “Esta apuesta en diciembre de reconocer diplomáticamente a China fue parte de esto, especialmente antes de la posibilidad que los Estados Unidos podría botar a Nicaragua del Cafta a través de esta acta Renacer y que también podría perder inversionistas occidentales por parte de esta orientación del gobierno de los Estados Unidos y Europa”, explicó.

Según Ellis, China podría posiblemente invertir algo de dinero en proyectos de construcción y telecomunicaciones en Nicaragua pero no ve la posibilidad del llamado gran canal de Nicaragua.

“Yo creo que los vehículos militares rusos tienen muy poco que ver con la supervivencia de Ortega, yo entiendo que la mala salud de Daniel Ortega y de su esposa tiene más que ver con cuándo se va a acabar este régimen, pero más que nada el dinero de China es una compensación económica pero no tanto en mantener la prosperidad de los nicaragüenses, sino en dar plata para comprar los intereses las personas aliadas al régimen para que sigan con el regimen y resistir la tentación de apartarse y buscar otras opciones”, enfatiza Ellis. 

Lea también: Las promesas rotas de China en Centroamérica y la diplomacia de las vacunas

Sobre la visita a Nicaragua del 24 de febrero del presidente de la Duma Estatal de la Cámara Baja de Rusia, Vyacheslav Volodín, Ellis analizó que los rusos utilizan este tipo de interacciones para demostrar que hay un apoyo de parte de todos los sectores de su Gobierno para un aliado como Nicaragua.

“Estos congresistas tienden a hacer comentarios más extremos que miembros del mismo Gobierno ruso. En 2013, había miembros de la Duma que hablaban de apoyo militar por parte de Rusia para Nicaragua, entonces yo espero es que esta es una maniobra para fortalecer este mensaje que Rusia quiere mostrar que está bien aliado con estos países de la región, como Nicaragua”, estimó Ellis.

“No he escuchado compromisos específicos de los legisladores de Rusia a Nicaragua, más que el simbolismo de la visita, obviamente es parte del mensaje de Rusia para decir a Nicaragua que no estamos solos en esta situación”, agregó.

Las repercusiones de la guerra

Ellis pronosticó que Centroamérica entera verá las repercusiones económicas de la guerra en Ucrania, especialmente con el alza en el petróleo y un aumento en los precios en la canasta alimentaria y en bienes agrícolas.

“Vamos a ver un alza en esto y va a impactar los bolsillos de todos los centroamericanos y también los impactos indirectos que debemos esperar en el mundo que se está recuperando del COVID-19, el sistema internacional financiero, en las cadenas de logística, etc. Eso también va a cortar en algo la recuperación por COVID-19”, subrayó. 

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.