HN1

Las exorbitantes deudas que deja en las familias el COVID-19 en El Salvador y Guatemala 

*En Guatemala y El Salvador, las hospitalizaciones de pacientes con COVID-19 pueden llegar a costar entre $2500 y $5000 dólares diarios. 

**Familiares de pacientes que estuvieron en Unidad de Cuidados Intensivos han tenido deudas de más de $50,000. 

***Las familias endeudadas han tenido que hacer colectas públicas o tomar un crédito bancario para pagar las facturas médicas. 


Expediente Público

Que un ser querido se enferme de COVID-19 es una preocupación para cualquier familia, más cuando los hospitales públicos están saturados y es imposible encontrar cupo para su ingreso. La única opción que queda entonces es el hospital privado, pero la carga económica para las familias en El Salvador y Guatemala es elevada y muchos quedan con enormes deudas tras la hospitalización e incluso el fallecimiento de sus parientes. 

Una hospitalización en Guatemala o El Salvador puede llegar a costar hasta 2,500 dólares diarios, pero si necesita intubación, ese costo puede duplicarse y hasta superar los 5,000 dólares, según consultas hechas por Expediente Público. 

Son frecuentes en redes sociales de ambos países los pedidos de ayuda de parte de familias que han gastado sus ahorros en el pago de hospitalizaciones de sus parientes debido a la pandemia que inicio en el 2020. 

“Mi experiencia con el COVID es dolorosa. No solo perdí a mi esposo y a mi suegro, sino que gasté casi 40 mil dólares en hospitales privados, y aun así tuve que enterrarlos”, relató a Expediente Público Andrea Arriaza, originaria de Santa, 65 kilómetros al occidente de San Salvador. 

Lea además: Millonario gasto para combatir el COVID-19 en Nicaragua revela impacto de la pandemia

En hospitales públicos no había camas 

Arriaza no encontró cama en hospitales públicos de Santa Ana ni del área metropolitana de San Salvador en septiembre del año pasado, de manera que no le quedó más opción que buscar cupo en un hospital privado de la capital. 

“Busqué cupo en el hospital El Salvador y en el hospital San Rafael. No me los recibieron. No había camas. Terminé pagando una cuenta de más de 35 mil dólares en un hospital privado. Más otros 4 mil dólares en medicamentos en 10 días y aun así murió mi esposo”, dijo acongojada.

Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más

El hospital El Salvador -construido en lo que solía ser el centro de ferias de San Salvador- fue adecuado por el Gobierno de Nayib Bukele para atender hasta mil pacientes enfermos. Cuenta con Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y según el Gobierno, está totalmente equipado. El hospital San Rafael, en la vecina ciudad de Santa Tecla, fue el primer hospital público dedicado a atender la pandemia. 

Un hospital privado de San Salvador, Centro Médico Escalón, pide un abono inicial, para cuidados normales, de $5000 dólares. El abono inicial sube a $7000 dólares si se trata de cuidados intermedios y si es para cuidados en UCI se le pide un abono de $10.000 dólares.

Los precios dependen del estado del paciente. Para el paciente estable, cada día de hospitalización ronda entre los $1,500 a $2 mil diarios, sin contar con los honorarios médicos. El costo también puede variar dependiendo de los exámenes que el médico designe. 

Lea además: Pandemia en Honduras: Corrupción y deficiencias obligan a pacientes a pagar caros servicios médicos privados

Familiares deben pagar US$4000 por paciente en UCI  

En cuidados intermedios, los valores oscilan de US%$2,500 a $3 mil diarios, igual es variable. En ninguno de los casos incluye los honorarios médicos.  

Y si es para la UCI, el costo es de US$4 mil diarios. Incluso se le exige a la familia cancelar el 70% de la cuenta a diario.  

En el hospital Profamilia de San Salvador se les pide a las familias de los pacientes un depósito que va de entre $2500 y $3500. “A diario son de 750 a 1500 dólares. La cama, medicamentos y honorarios, son aparte”, explicó un médico del referido hospital. 

 
 
 

El costo en el Hospital de la Mujer, uno de los más reconocidos de San Salvador, puede llegar a alcanzar los $2,500 diarios. Otros hospitales no aceptan enfermos de COVID-19. El único alivio para muchas familias es el seguro médico. 

Expediente Público consultó a dos de las aseguradoras más grandes del país y explicaron que “todas las pólizas de seguro médico te cubren el COVID-19 pero queda a discreción de cada hospital aceptar pacientes”. 

La cobertura de seguro médico puede llegar a cubrir hasta el 80 % de la factura hospitalaria privada, según sea el caso.  

Puede interesarle: Presidente de El Salvador acaba con la comisión anticorrupción

Casi nadie tiene seguro médico privado 

El problema es que según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples del Ministerio de Economía de El Salvador, solo 0.4 % de la población tiene seguro médico privado, ya sea individual o colectivo. 

La misma encuesta señaló que solo un 25.3 % de la población tiene acceso al Seguro Social o a otros dos institutos estatales que dan acceso a seguro médico: Bienestar Magisterial y el Instituto de Previsión Militar. 

Pero los hospitales privados en El Salvador también afrontan problemas similares a los del sector público: la falta de camas.  

Adalberto Miranda estuvo buscando cama para su padre enfermo. No encontró cupo en ninguno de los ocho hospitales de San Salvador en los que consultó. 

“Hubo uno que me dijo que tenía nueve personas en espera, fue el que más esperanza me dio”, contó Miranda.  

“Me dijeron que podía costarme entre $2,000 y $2500 diarios, pero que tenía que esperar a que quedara cama disponible”, agregó. 

Pacientes graves debieron quedarse en casa 

A Miranda no le quedó más remedio que llevar a su padre a la casa y con médicos conocidos que le dieron atención ambulatoria, tras 25 días de tratamiento, logró recuperarse.  

El costo total de la enfermedad para la familia Miranda fue de cerca de 7 mil dólares, incluyendo los tanques de oxígeno que tuvieron que comprar. 

Pacientes Covid-19 en el Hospital El Salvador
Pacientes Covid-19 en el Hospital El Salvador
Pacientes Covid-19 en el Hospital El Salvador

Una fuente médica, que declinó ser identificada, explicó que un caso grave de COVID-19 en UCI puede costar entre $3,000 y $4,000 si se incluyen honorarios médicos y medicamentos.  

“El rango puede andar entre $17,000 a $22,000 por paciente hospitalizado por covid-19 en todo su internamiento. Pero he conocido de un casi de un paciente intubado en UCI que llegó a pagar una factura de casi $47 mil”, explicó la fuente. 

Los costos en Guatemala  

Los costos de hospitalización por COVID-19 en Guatemala son similares a los de El Salvador.  La inmensa mayoría de hospitales piden 35 mil quetzales de depósito (unos $4,500). El costo promedio diario es de entre 7 mil y 10 mil quetzales diarios (entre $900 y $1,300). Pero en casos de pacientes intubados, puede alcanzar hasta 15 mil quetzales diarios (casi $2,000), según consultas hechas por Expediente Público en tres hospitales guatemaltecos. 

Deslice para ver más
Deslice para ver más
Deslice para ver más

Una fuente médica explicó que en hospitales como el Centro Médico y Herrera Llerandi, el costo de hospitalización y medicamentos, sin intubación, puede llegar hasta los 40 mil quetzales diarios (unos $5,200). 

“Un paciente que se agrava y pasa más de 15 días en un hospital por COVID-19, puede llegar a pagar hasta 3 millones de quetzales (casi $390 mil) por todo su tratamiento, honorarios médicos y medicamentos”, explicó la fuente médica guatemalteca que pidió no ser identificada. 

Elevadas facturas y colectas públicas 

Lo que sí se ha vuelto muy frecuente en Guatemala es que las familias endeudadas terminen haciendo colectas públicas para poder terminar de pagar las elevadas facturas hospitalarias. 

Este fue el caso de la familia Aguilar, originaria de San Lucas Sacatepéquez, al occidente de la capital. Cuando su padre, Ricardo Aguilar, un ingeniero civil de 56 años se contagió de coronavirus, lo internaron en un hospital de la capital guatemalteca durante diez días. La factura hospitalaria era de 23 mil quetzales diarios (casi $3,000). Al final, tuvieron que pagar casi 230 mil quetzales (alrededor de $30 mil). 

Aguilar falleció y tuvieron que pagar además los gastos funerarios y asumir un crédito bancario -a cinco años de plazo- para terminar de pagar la factura hospitalaria.  

En el caso de Aguilar, recurrieron a un hospital privado porque no tenían seguro médico y no encontraron cama disponible en los hospitales nacionales o del Seguro Social.   

Según la Asociación Guatemalteca de Instituciones de Seguros Seguros, solo un 30% de los guatemaltecos contaba con un seguro en 2020: 4 millones 279 mil 307 por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y 591 mil 616 por aseguradoras privadas.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.