perfils

Luis Pinel, el activista de Comayagüela que aspira a una diputación

Expediente Público

Con un bajo perfil, Luis Pinel Sierra es el actual gerente de la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro), la empresa nacional encargada de abastecer y fijar los precios de la canasta básica en Honduras. Se trata de un funcionario público que ha construido su carrera política desde las bases del oficialista Partido Nacional, desde las estructuras de los barrios y colonias pobres de Comayagüela, ciudad del Distrito Central, en Francisco Morazán, Honduras.

Proveniente de una familia de bajos recursos (su mamá era cortadora de café y su padrastro un militar de bajo rango), Luis Pinel estudió dos años en la Academia Nacional de Policía. Posteriormente egresó de la carrera de Administración de Empresas Industriales en la Universidad José Cecilio del Valle.

Una vez graduado de los estudios superiores, Luis Pinel visitó a una amiga de la familia para pedirle una oportunidad laboral, ella lo remitió adonde su hijo, el entonces alcalde capitalino Miguel Pastor Mejía (2002-2006), quien actualmente es uno de los implicados en el caso «Narcopolítica» por haber colaborado supuestamente con el cartel de «Los Cachiros».

Lea también: Testaferros del cartel de Los Cachiros traspasaron cuatro propiedades a Mauricio Oliva Herrera, presidente del Congreso Nacional de Honduras

En la alcaldía, Pinel fue asignado como asistente del exmilitar Billy Joya (señalado en diversas ocasiones por la desaparición forzada de personas durante la década de los ochenta), quien fungía como gerente de la campaña presidencial de Pastor. Con Joya, Pinel trabajó durante ochos meses, «fue una muy bonita experiencia, él es un hombre muy disciplinado», comenta.

Una vez perdidas las elecciones primarias, Miguel Pastor le mantuvo por contrato en la alcaldía, sin embargo, fue hasta el siguiente gobierno municipal, dirigido por Ricardo Álvarez, cuando el actual diputado Juan Diego Zelaya le extendió el acuerdo para trabajar en una ventanilla de la alcaldía, como asistente de Martín Stuart Fonseca (actual regidor del Distrito Central).

Cuando Ricardo Álvarez se reeligió como alcalde capitalino, Luis Pinel pasó a trabajar como instructor de mesas electorales, donde ganándose la confianza de sus superiores, posteriormente fue nombrado como coordinador de 27 colonias en Comayagüela para el movimiento Ricardista.

Años más tarde, para la primera candidatura presidencial de Juan Orlando Hernández (2014-2018), Pinel manejó 74 colonias de Comayagüela. Para las elecciones de 2017, el actual candidato a alcalde, David Chávez, le delegó como coordinador general del movimiento nacionalista para toda Comayagüela, donde coordinó las bases nacionalistas por dos años, en conjunto con Kevin Simón (su candidato suplente y actual subgerente de Banasupro) y Cristóbal Corrales (actual viceministro de Empleo y Seguridad Social).

Lea además: ¿Hacia dónde va Honduras con una alianza entre Yani y Xiomara?

En sus funciones como coordinador nacionalista de Comayagüela, Pinel estuvo bajo el mando de Ramón Romero, quien actualmente es el jefe de la campaña de David Chávez y Nasry Asfura en el Distrito Central. Cabe recordar que Romero, quien fungió como director de Migración y Extranjería durante el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), fue declarado culpable en 2007 por el delito de abuso de autoridad, comprobándose su participación en la venta de pasaportes falsos y por el ingreso ilegal a Honduras en 2004 de un avión en el que viajaban 14 colombianos ligados a Ramón Matta Ballesteros, un narcotraficante hondureño condenado a cadena perpetua en Estados Unidos. 

Cuando a Luis Pinel le consultan sobre los escándalos de corrupción y narcotráfico que afectan al Partido Nacional, él responde que «el pueblo hondureño ha estado expuesto a una campaña de desinformación y de odio (…) El trabajo del presidente ha evidenciado prácticas que se hacían en gobiernos anteriores (…) Estamos en un momento donde el Estado debe ser parte paternalista, y, por otro lado, que permita al sector privado impulsar sus inversiones para generar empleo masivo».

Puede interesarle: A Oscar Nájera lo acusan de corrupto, pero en Honduras nadie lo investiga

Sobre la trama de corrupción que relaciona al exdirector de Invest-H, Marco Bográn, el actual titular de Banasupro expresa que «yo quisiera pensar que él quiso hacer las cosas bien, quiero darle el beneficio de la duda, siempre hay situaciones en medio que le impiden a uno accionar de la mejor forma».

Luis Pinel fue el primer funcionario público que se unió a la corriente de Unidad y Esperanza. «Somos una nueva generación de políticos del Partido Nacional», comenta Pinel, un político que profesa su admiración y agradecimiento a David Chávez y a Nasry Asfura.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.