Nicaragua OEA Ortega Murillo

Régimen de Nicaragua expulsa a OEA y se toma sus oficinas en Managua

*La Organización de Estado Americanos, (OEA), acusó al régimen de Daniel Ortega de haber ocupado «ilegítimamente» su sede en la capital del país centroamericano.


Expediente Público

La Organización de Estados Americanos (OEA) acusó al régimen de Daniel Ortega de haberse tomado «ilegítimamente las oficinas» del organismo en Managua, la capital de Nicaragua, que permanece cercado por la Policía luego que el Ministerio de Relaciones Exteriores informaran del rompimiento total con la organización.

El canciller de Nicaragua Denis Moncada leyó un comunicado en el canal estatal la noche del domingo 24 de abril, anunciando que Nicaragua expulsaba a los oficiales de la Organización de Estados Americanos y retiraba las credenciales a su misión diplomática en dicho organismo continental. 

Los medios oficiales difundieron también imágenes del bloqueo con policías y patrullas de la entrada de las instalaciones de la sede de la OEA en Managua. 

«Hoy las autoridades nicaragüenses han ocupado ilegítimamente las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Managua, Nicaragua. Ello es una violación de las más elementales normas internacionales. Nicaragua es miembro fundador de la OEA», denunció el organismo continental en un comunicado.

El gobierno rompe relaciones y expulsa a la OEA de Nicaragua. Además toman sus instalaciones en Managua. Foto cortesía Canal Estatal de Nicaragua.
El gobierno rompe relaciones y expulsa a la OEA de Nicaragua. Además toman sus instalaciones en Managua. Foto cortesía Canal Estatal de Nicaragua.
El gobierno rompe relaciones y expulsa a la OEA de Nicaragua. Además toman sus instalaciones en Managua. Foto cortesía Canal Estatal de Nicaragua.
El gobierno rompe relaciones y expulsa a la OEA de Nicaragua. Además toman sus instalaciones en Managua. Foto cortesía Canal Estatal de Nicaragua.

Puede leer: Embajador de Nicaragua en la OEA llama «dictadura» al régimen de Daniel Ortega.

Régimen retiró a sus delegados

El pasado 8 de abril había presentado credenciales el nuevo embajador de Nicaragua en la OEA, con sede en Washington, Orlando Tardencilla, semanas después que su predecesor, Arturo Mcfields denunciara al régimen en una reunión del Consejo Permanente del organismo hemisférico. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores indicó también que tanto el recién nombrado embajador, como los otros dos miembros de la delegación, Iván Lara y Michael Campbell, fueron retirados y no participarán más en la organización ni sus actividades. 

El 19 de noviembre pasado, Nicaragua pidió su retiro de la OEA, un proceso que dura dos años, sin embargo, desde 2018 se especula su expulsión del organismo por la violación a la Carta Democrática, lo cual no se concretó. 

Lea también: Régimen sandinista miente para eliminar oficinas de derechos humanos y ONG

Ortega reacciona tras expulsión de Rusia

En tanto el pasado jueves, Nicaragua se ausentó de la discusión que aprobó una resolución que suspendía a Rusia como observador permanente de la OEA. 

Con faltas ortográficas y gramaticales la Cancillería comunicó que expulsaba a los delegados de la OEA y retiraba a sus diplomáticos porque esta organización “es instrumento del imperialismo yanqui, para violentar derechos e independencias, auspiciando y promoviendo intervenciones e invasiones, legitimando Golpes de Estado en distintos formatos y modalidades”. 

”También comunicamos que a partir de esta fecha dejamos de formar parte de todos los engañosos mecanismos de este engendro, llámense Consejo Permanente, llámense comisiones, llámense reuniones, llámense Cumbre de las Américas”, anunció el canciller nicaragüenses.

Sin embargo, en su comunicado la OEA señaló que la salida formal de Nicaragua «entrará en vigor hasta el año 2023, sujeta a que para entonces este país haya cumplido todas las obligaciones que el Sistema Interamericano le impone a todos sus miembros».

«Hasta tanto, Nicaragua es miembro pleno de la Organización y debe cumplir con todos sus compromisos. El artículo 33 de la Carta de la OEA garantizar inmunidad de sus actividades en los países miembros», reza el comunicado.

Lea además: OEA insiste al régimen de Daniel Ortega en diálogo y elecciones sin presos políticos en Nicaragua

ALBA «aplaude» decisión

La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla calificó de vergonzosa la actitud de algunos países de la OEA que no han expulsado a Nicaragua, pese a las violaciones de derechos humanos.  

“Qué vergüenza y coraje que el Consejo Permanente de la OEA no hay a tan siquiera decidido convocar en su momento la aplicación de la Carta Democrática”, escribió en Twitter. 

Por su parte, el régimen de Venezuela manifestó su respaldo a la expulsión de Nicaragua de la OEA, así como la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA). 

El politólogo Alberto Cortés Ramos de la Universidad de Costa Rica explicó en redes sociales que esta expulsión se da en el contexto de cancelación de organizaciones. “Están eliminando todo espacio independiente de la sociedad civil e inhibiendo de raíz cualquier atisbo de manifestación libre. Es evidente que están consolidando un régimen autoritario cerrado con elementos crecientemente totalitarios”, sostuvo. 

La oficina de la OEA no tiene representante, pero sí una jefa de staff. 

En 2018 Nicaragua también cerró la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, expulsó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y al Grupo Interdisciplinarios de Expertos Independientes. 

Este año, Nicaragua expulsó al representante del Comité Internacional de la Cruz Roja Thomas Ess, al nuncio apostólico Waldemar Sommertag y el embajador de Colombia, Alfredo Rangel Suárez. 

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.