Miguel Mendoza, periodistas presos políticos Expediente Público Nicaragua

Régimen de Ortega condena a cronista deportivo Miguel Mendoza por opinar en redes sociales

*Miguel Mendoza es el segundo periodista declarado culpable en la jornada de juicios contra activistas, defensores de derechos humanos y opositores en Nicaragua.

**Hace pocos días los jueces de Ortega condenaron también el reportero Miguel Mora, quien el año pasado intentó ser candidato presidencial.


Expediente Público

La condena este 8 de febrero contra el cronista deportivo nicaragüense Miguel Mendoza, muestra una guerra declarada del régimen de Daniel Ortega contra el periodismo independiente en Nicaragua al criminalizar y castigar esta profesión por denunciar los abusos de derechos humanos y la corrupción. Mendoza al igual que el periodista Miguel Mora, director del confiscado medio de televisión 100% Noticias, fue declarado culpable este 8 de febrero en el sexto día de juicios contra presos políticos que se realizan en ese país centroamericano.

Sobre Mendoza, quien tiene casi 30 años de experiencia en su profesión, pesa una condena que podría ser de hasta 15 años de acuerdo al Código Penal vigente.  

En el juicio, el Ministerio Público presentó varios tuits y una publicación de Facebook como supuestas evidencias, para lograr un fallo de culpabilidad en contra de Mendoza por el delito de «conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.  

A Mendoza se le acusó de “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”; y “demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos”, según una nota publicada por la Policía Nacional cuando fue detenido.  

Puedes leer: Régimen condena a exguerrillera Dora María Téllez y a Lesther Alemán 

Los delitos son sancionados por la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y la Autodeterminación para la Paz, aprobada en el 2020 por la Asamblea Nacional dominada por diputados del Gobierno.   

Sus publicaciones en redes, la prueba 

Desde el estallido de la crisis social en Nicaragua, Mendoza compartió sus opiniones sobre la situación de los derechos humanos en el país centroamericano, y ha criticado al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Twitter, donde cuenta con más de 27,000 seguidores, y en Facebook, donde tiene unos 116,000 seguidores.  

Varios oficiales de la Policía que ocuparon a Mendoza objetos tecnológicos, de donde extrajeron la información publicada en las redes sociales, testificaron en contra del periodista.  La Policía se llevó una computadora y demás equipos de trabajo durante el allanamiento en la vivienda de Mendoza.   

El periodista fue secuestrado en su domicilio la noche del 21 de junio de 2021, es decir lleva 232 días sin ver a su hija de siete años. 

Al igual que los otros presos políticos que permanecen en la Dirección de Auxilio Judicial, una cárcel conocida como “El nuevo Chipote”, también es sometido a extensos interrogatorios y tratos crueles, según han denunciado sus familiares.  

Miguel Mendoza, su trayectoria profesional 

Como periodista desarrolló una amplia experiencia en la cobertura de eventos deportivos para numerosos medios de comunicación en Nicaragua.  

En medio de la represión ejecutada por la Policía y los grupos de paramilitares, en agosto de 2018 fue declarado como persona “non grata” por la administración del Estadio Nacional Dennis Martínez, que le prohibió el acceso supuestamente por lanzar “falsas e infundadas acusaciones contra el personal del campo deportivo.

También: Ocho líderes opositores han sido condenados por el régimen de Daniel Ortega 

El primero en ser rechazado por el estadio fue el cronista Yader Valle, de Radio Corporación. 

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en su informe sobre Nicaragua, identificó que el 20 de abril y 30 de mayo de 2018, desde el estadio hubo disparos hacia la Universidad Nacional de Ingeniería para reprimir las manifestaciones de los estudiantes.  

La trayectoria periodística de Mendoza incluye su experiencia acumulada junto al veterano cronista deportivo Edgard Tijerino, en el programa Doble Play del que formó parte desde 1995.  

En 1999, el cronista deportivo ganó el premio del Cronista del año, otorgado por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN).  

Periodistas exiliados repudian juicio  

Mientras se realizaba el juicio contra el cronista deportivo, en Costa Rica un grupo de periodistas exiliados realizó un plantón demandando la libertad de los comunicadores que son rehenes del régimen en Nicaragua.  Se estima que solo en ese país hay al menos 80 periodistas exiliados.

“No podemos acceder a la información si no tenemos a los periodistas libres (…) En los últimos tres años ha sido dura la lucha, somos perseguidos por aportar nuestra versión de la verdad que está fundamentada en los testimonios de las personas que han visto vulnerados sus derechos”, dijo Christopher Mendoza, integrante de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN).  

PCIN, organización a la que pertenece Mendoza, consideró que el juicio es “arbitrario” y continuó demandando al Estado de Nicaragua el respeto a la libertad de prensa y expresión en el país.  

“Un juicio ilegal y plagado de arbitrariedades que solo tiene como fin tratar de silenciar las voces de las mujeres y hombres de prensa que a diario informan a pesar del riesgo que representa en Nicaragua”, denunció PCIN.  

El abogado Gonzalo Carrión, miembro del Colectivo Nicaragua Nunca Más, acompañó a los periodistas en Costa Rica y señaló que el cronista deportivo fue sometido a un “abuso de poder”.  

“Miguel es preso político, capturado y privado de libertad inconstitucionalmente por expresarse, por ejercer libertad de expresión en sus redes sociales”, mencionó Carrión desde el exilio.

Estrategia de represión contra la prensa  

El 4 de febrero de 2022, el periodista Miguel Mora, también fue declarado culpable en la “farsa judicial” montada por el régimen. Es uno de los siete aspirantes a la presidencia encarcelados en el país centroamericano, tras anunciar su intención de disputarle el poder a Ortega, reelegido en noviembre para un cuarto mandato consecutivo. 

Además: Juicios contra opositores: Sentencian a periodista Miguel Mora y a esposa de expresidente

En diciembre de 2020, el régimen colocó un rótulo en las afueras de las instalaciones del medio de comunicación afirmando que la propiedad pertenecía al Ministerio de Salud (Minsa).

El 25 de febrero de 2021, el Minsa dio por inaugurado un centro de atención para personas con adicción de alcoholismo y/o drogadicción en las instalaciones del canal fundado por Mora, consumando de esa forma la confiscación del edificio. 

En 2018, de igual forma fueron confiscadas las oficinas de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche del periodista Carlos Fernando Chamorro, quien sufrió un segundo allanamiento en junio de 2021. Chamorro se vio obligado a exiliarse por segunda ocasión a partir de esos acontecimientos.   

Como parte de la persecución contra la prensa independiente a partir de mayo de 2021, el Ministerio Público citó a varios periodistas para que declararan en calidad de testigos en una investigación por el delito de lavado de dinero contra la periodista y precandidata presidencial, Cristiana Chamorro.  

La persecución contra los periodistas en Nicaragua también incluye acusaciones infundadas por «calumnias” como ocurrió con la jefa de prensa de Radio La Costeñísima, Kalúa Salazar y el periodista de Boletín Ecológico, David Quintana.  

Sigue leyendo: Freedom House: Defensores de derechos humanos de Nicaragua viven en precariedad en Costa Rica 

El 23 de septiembre de 2020, Salazar fue declarada culpable tras divulgar el reporte: “Se destapa corrupción en la alcaldía del municipio El Rama”. Una jueza orteguista la obligó a pagar un total de 7,684.58 córdobas, según notificación judicial, equivalentes a 120 días de multa.  

El 11 de febrero de 2021, Quintana recibió un fallo de culpabilidad por el delito de calumnias en perjuicio de Junieth Dávila y Nelson Vásquez, por publicar una noticia de un desalojo.  

Régimen dicta condenas exprés

La dirigente opositora Ana Margarita Vijil, encarcelada desde hace casi ocho meses, fue condenada este 7 de febrero a 10 años de cárcel, confirmó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).  

Vijil, una abogada y activista política fue capturada por la Policía el 13 de junio de 2021 como parte de una ola de arrestos ordenada por Ortega y declarada culpable en un juicio realizado el 2 de febrero.  

El Cenidh informó este martes sobre la sentencia en contra de la exguerrillera sandinista Dora María Téllez, encontrada culpable por igual delito en una audiencia de juicio llevada a cabo el 3 de febrero.

El régimen todavía no notifica de las sentencias a los presos políticos Lesther Alemán, Yader Parajón, Yasser Vado, Miguel Mora y María Fernanda Flores de Alemán.  

Este semana, los juicios políticos continuarán contra el campesino Freddy Navas, el exguerrillero Víctor Hugo Tinoco y el politólogo José Antonio Peraza, pero se desconoce la situación de los empresarios José Adán Aguerri, Michael Healy y Álvaro Vargas.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.