Sin título-1

Renán Inestroza y los métodos prehistóricos de la política hondureña

Renán Inestroza es un activista de barrio que lleva 16 años adentro del Congreso Nacional de Honduras. Representante de los tradicionales métodos de la política hondureña, este diputado es uno de los «dinosaurios» del hemiciclo; y quien, a sus 56 años de edad, ya forma parte de la «vieja guardia» del conservador Partido Nacional.  

Hijo de una familia olanchana (departamento oriental de Honduras), Inestroza inició su carrera política a principios de los años noventa, al formar parte de la juventud nacionalista de la colonia Kennedy (una de las zonas más populosas de la capital hondureña). Desde ahí, este candidato a diputado logró escabullirse adentro del partido, trabajando para casi todos los caudillos nacionalistas más influyentes en las últimas décadas.

La principal carta que tiene Inestroza es poner a disposición de los caudillos de su partido, las estructuras de base que él coordina en las zonas más pobres de la capital hondureña. Es en esas «favelas», donde Inestroza moldeó su caudal electoral hasta convertirse en un habitual del Congreso Nacional.  

«Me ha tocado trabajar con muchos líderes de los que me siento muy orgulloso, con doña Nora de Melgar, con Rafael Leonardo Callejas, con Oswaldo Ramos Soto, con Elías Asfura. Después tuve el honor de trabajar en la campaña de Miguel Pastor, luego le coordiné la campaña en la capital a Ricardo Álvarez, fui vicealcalde en su primer periodo. Luego Pepe Lobo me nombró como comisionado presidencial. Después he trabajado con Juan Orlando Hernández», recapitula Inestroza, quien actualmente trabaja para David Chávez Nasry Asfura, en el movimiento Unidad y Esperanza.   

Lea también: Alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, el “Papi” de la basura

Coordinando barrios pobres, Inestroza escaló puestos hasta codearse con las figuras «pudientes» del partido. «Solo recuerdo que esa campaña (refiriéndose a la campaña de Miguel Pastor para la alcaldía 2002-2006) comenzó en la terraza de mi casa con solo tres personas, el licenciado Miguel Pastor, Renán Inestroza y su servidor», comentó Billy Joya, quien es un político y exmilitar señalado en diversas ocasiones por la desaparición forzada de personas durante la década de los ochenta. 

Las sillas de ruedas y el NY Times 

Renán Inestroza no es un candidato de redes sociales, para el caso, apenas cuenta con 17 mil seguidores en su perfil de Facebook. El método proselitista que utiliza este candidato a diputado es el asistencialismo puro y duro en las zonas más marginales de la ciudad. Regalar sillas de ruedas es su marca insignia. «Llevo casi 30 años regalando sillas de ruedas a los más pobres», pregona este legislador que busca reelegirse.  

Sin embargo, un reportaje publicado en el New York Times en 2018, puso en entredicho las labores supuestamente filantrópicas de Renán Inestroza, al mencionar que este diputado manejaba una serie de organizaciones sin fines de lucro, desde las cuales presuntamente drenaba dinero público para financiar sus campañas.  

Las asociaciones involucradas que trascendieron en los medios norteamericanos son la Fundación una Respuesta para Andar (FUPAR), la Organización Social Esfuerzo por Honduras (OSEPOH) y la Constructora R&R, todas supuestamente vinculadas al diputado Inestroza. 

Más señalamientos 

Una secuela de la investigación del NY Times, difundida en el portal del medio estadounidense Univisión, no habla de 3.8 millones de dólares, sino de al menos 6 millones de dólares.  

«Renán Inestroza, quien hace parte del liderazgo del Congreso, también administra una red de al menos tres organizaciones sin fines de lucro que ha recibido casi seis millones de dólares de fondos públicos desde el 2010», menciona la publicación. 

Lea además: “La corrupción en Honduras es muy grande pero el cambio debe venir desde adentro”

Los reportajes publicados en Estados Unidos hicieron eco en algunos medios nacionales, quienes añadieron que las tres oenegés vinculadas a Inestroza habían recibido 1.2 millones de dólares desde el Congreso Nacional (a través del Fondo de Desarrollo Departamental) y 1.9 millones de dólares desde el programa asistencialista Vida Mejor (la principal fuente clientelar y proselitista que tienen los nacionalistas desde el gobierno).  

Incluso, el exdiputado Marvin Ponce, asesor del presidente Hernández comentó que Inestroza era un «experto» en el proceder de las organizaciones sin fines de lucro y estimó que el nacionalista tenía de 6 a 8 oenegés.  

«Acá ando un video de una niña llorando porque le mandé una silla (…) Siempre me ingenio para poder conseguir esas sillas de ruedas», comentó Inestroza durante una entrevista, y añadió que ante los cuestionamientos «gracias a Dios tengo mi conciencia muy pero muy tranquila».  

El Chatarrazo 

Inestroza aduce que la religión lo mantiene al margen de la corrupción. «Gracias a Dios yo no he formado parte de una comisión (en el Congreso Nacional) donde haya contratos súper millonarios. Yo siempre le doy gracias a Dios, porque me ha apartado de esas cosas», señaló en 2021.  

No obstante, el actual prosecretario del Congreso Nacional sí ha formado parte de algunas comisiones importantes adentro del hemiciclo. Del 2010 al 2014 fue el presidente de las comisiones de Obras Públicas y de Transporte. Además, Inestroza fue uno de los representantes de la comisión que dictaminó el convenio de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).  

Puede interesarle: Lucha contra la corrupción en Honduras: una persecución frustrada

A pesar que este diputado reitera su agradecimiento a Dios por no formar parte de comisiones «donde haya contratos súper millonarios», cuando presidió la Comisión de Transporte en 2014, esta pretendió comprar e indemnizar con 25 mil dólares a las 500 unidades de transportistas que supuestamente se verían afectados por el malogrado proyecto del Trans 450 (este último, considerado como uno de los más citados casos de corrupción de los últimos años).  

La indemnización que la comisión presidida por Inestroza pretendió darles a los transportistas, se conoció popularmente como el «chatarrazo». En su momento, el entonces presidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) logró detener la propuesta legislativa, con la cual, el Estado hondureño habría gastado más de 12 millones de dólares.    

Propuestas como congresista 

En sus 16 años como diputado, Renán Inestroza ha destacado por la naturaleza de sus proyectos legislativos. La lista es larga.  

En 2014 propuso un aumento salarial del 10% para todo el personal del Congreso Nacional. Ese mismo año, presentó una iniciativa para que las personas mayores de 17 años pudiesen votar en las elecciones, aduciendo seguir el ejemplo de países como Corea del Norte, Malta y Tayikistán, donde se permite el sufragio a partir de esa edad.   

Un año después que el diputado Tomás Zambrano fuese acusado en 2018 por la MACCIH por su supuesta implicación en el caso denominado «Pacto de Impunidad», Inestroza introdujo una moción para que el Congreso Nacional le otorgara una medalla de oro y un pergamino especial a Zambrano, por iniciar un grupo de oración en el Poder Legislativo.  

A pesar que la Constitución de la República establece que Honduras es un Estado laico, según Inestroza, su propuesta buscaba «fortalecer la fe de los diputados y tener presente la guía de Dios al momento de debatir y crear leyes».  

Cabe recordar que, Inestroza es parte de La Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios del Evangelio Completo (​FIHNEC). Justamente en 2018, este diputado propuso que el Congreso Nacional concediera de forma gratuita a la FIHNEC, un espacio televisivo en el canal legislativo, con el objetivo de transmitir testimonios cristianos.  

Otras iniciativas legislativas 

En 2015, Inestroza también propuso crear una ley para otorgarles 400 dólares a las parejas que tuvieras dos o menos hijos, con el objetivo de controlar la natalidad demográfica. En respuesta, los grupos religiosos Pro-Vida señalaron la iniciativa como una «barbaridad muy lamentable». 

Este diputado también propuso reformar el Artículo 102 de la Constitución, para permitir la extradición de ciudadanos hondureños señalados por delitos de corrupción. Sin embargo, por principios básicos de territorialidad, la iniciativa no tuvo algún eco. 

Dos años después, en 2018, este diputado nacionalista introdujo ante el pleno del Congreso Nacional un proyecto de ley encaminado a reformar el artículo 37 de la Constitución de la República para que a los policías y militares pudieran ejercer el sufragio. En 2018, Inestroza también propuso alargar el periodo del Fiscal General, de 5 a 7 años, «consideramos que su plazo es muy corto», argumentó.

Este diputado también ha presentado otras iniciativas, como reducir los tiempos de las campañas políticas, prohibir el voto en plancha en las elecciones, negar el permiso de portar armas de fuego durante la semana santa y en la navidad, vedar por diez años la caza de venados, o conceder la promoción automática de los estudiantes hondureños en sus respectivos años escolares a causa de la pandemia. Como la mayoría de sus propuestas, estas no fueron admitidas en el Congreso Nacional.

Más años en el Congreso 

Cuando se le cuestiona a Inestroza sobre los señalamientos por corrupción y narcotráfico vinculados al actual presidente Juan Orlando Hernández, él responde que tiene un «gran concepto de él, es un hombre bien intencionado, pero mucha gente le ha fallado». 

Lea más: Fiscalía de Nueva York: “Individuos como este han inundado de impunidad y corrupción a Honduras”

Sin embargo, este diputado confiesa que la condena a cadena perpetua en contra de Tony Hernández (hermano del presidente) en Estados Unidos, ha perjudicado al Partido Nacional, «por lo que los nuevos líderes del nacionalismo tienen que limpiar la imagen del partido».  

Los nuevos líderes del Partido Nacional son el candidato a la presidencia, Nasry Asfura, y el presidente del Comité Central nacionalista y candidato a la alcaldía de Tegucigalpa, David Chávez. Según Inestroza, en ellos recae la responsabilidad de limpiar la imagen del nacionalismo. Sin embargo, tanto Asfura como Chávez han sido señalados por presunta corrupción. 

El próximo 28 de noviembre, Renán pretende llegar a las dos décadas adentro del Congreso Nacional. Mientras tanto, seguirá regalando sillas de ruedas, porque de sus supuestas oenegés, el Ministerio Público no se pronunció.  

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.