migrantes Elecciones en Costa Rica nicaragüenses

Elecciones en Costa Rica: candidatos a la presidencia no tienen en la agenda a migrantes nicaragüenses

*Se estima que en Costa Rica hay al menos, unos 340 mil migrantes nicaragüenses registrados oficialmente y que solo un 11% tiene una fuente de trabajo regular y permanente.

**Costa Rica es uno de los principales países donde los nicaragüenses migran, sobre todo desde la crisis de derechos humanos que estalló en 2018 en Nicaragua. 

***Xenofobia y falta de políticas de integración social de migrantes, son parte de los temas no abordados por los políticos costarricenses. 

Expediente Público

Los comicios generales de Costa Rica se encuentran programados para este domingo 6 de febrero, cuando estarán sobre la mesa la elección del próximo presidente, 57 diputados de la Asamblea Legislativa y también se conocerá el futuro panorama político de los próximos cuatro años para miles de migrantes nicaragüenses.

Según la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) de ese país, de las 425, 224 personas extranjeras en Costa Rica, el 80.2% son nicaragüenses, es decir, un poco más de 340 mil personas. 

A pesar de este gran porcentaje de nicaragüenses viviendo en ese país, según expertos consultados por Expediente Público, el tema de los inmigrantes no ha estado presente explícitamente en las propuestas de las agendas políticas de los candidatos, ni abordado mucho en los debates.

Los resultados de la encuesta realizada por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), indican que la campaña de los 25 candidatos aspirantes a la presidencia de Costa Rica, será de alta incertidumbre y con un desenlace incierto: “Un buen reflejo de la incertidumbre en esta campaña es el alto porcentaje (20.9%) de personas indecisas”, detalló el informe. Si esto sucede, probablemente podría darse una segunda vuelta que estaría programada para el 3 de abril de este año. 

En el país centroamericano, según Notas de coyuntura migratoria en Costa Rica, se encuentran naturalizadas 79,676 personas de las cuales el 53 % de estas son procedentes de Nicaragua, pues la migración de nicaragüenses a Costa Rica, según Braulio Abarca del Colectivo Nicaragua Nunca +, ha sido un fenómeno histórico que ha aumentado por la crisis sociopolítica y económica que estalló en abril de 2018. Esto según datos recogidos por organismos de derechos humanos, ha traído como consecuencia la salida de más de 200 mil nicaragüenses.  

Entre los años 2018 y 2019 se reportó un incremento de petición de refugios por parte de nicaragüenses, ya que al menos 111,712 lo solicitaron en Costa Rica debido a la crisis de derechos humanos. A raíz de la pandemia por la COVID-19 esta cifra logró reducirse pues el país vecino cerró sus fronteras como medida de contención. 

Lea también: El nuevo fraude electoral en Nicaragua provoca mayor migración

Integración sociolaboral de las personas migrantes  

La situación humanitaria de los migrantes es un gran desafío, según planteó Abarca a Expediente Público: “La xenofobia en Costa Rica es muy alta tanto en materia laboral como educativa. Las víctimas nos han dicho que se les ha negado algunos servicios de salud pública, de fuentes laborales, les han dicho “tenés que aprender a hablar bien”. Apenas el 11% de la población nicaragüense en Costa Rica tienen una fuente de trabajo regular y permanente, es decir, con todas las prestaciones sociales”, desarrolló.   

El gobierno entrante tiene, según la Notas de coyuntura migratoria en Costa Rica, desafíos en la política migratoria como la mejora en la integración sociolaboral de las personas migrantes; fortalecer los mecanismos de protección humanitaria en el país y sentar las bases para una amplia reforma a la Ley General de Migración y Extranjería.

Las cinco caras de los candidatos que se encuentran liderando las encuestas son: José María Figueres del Partido Liberación Nacional (PLN); Lineth Saborío del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); Fabricio Alvarado de Nueva República, José María Villalta del Partido Frente Amplio y Rodrigo Chaves del Partido Progreso Social Democrático. 

Para continuar leyendo utilice las flechas.
Para continuar leyendo utilice las flechas.
Para continuar leyendo utilice las flechas.
Para continuar leyendo utilice las flechas.
Para continuar leyendo utilice las flechas.


“Se puede ir también un poco más allá y empezar a discutir el reconocimiento del derecho a la participación política de estas poblaciones”, incluyó el informe. 

Para el boletín de coyuntura migratoria, es evidente la ausencia del tema migratorio en los debates presidenciales que se han llevado a cabo, al igual que en los planes de Gobierno que presentan los diferentes partidos políticos participantes. A su vez, Carlos Murillo, analista en asuntos internacionales y docente en la Universidad de Costa Rica (UCR), expuso que en los planes de los candidatos se menciona muy poco pues la migración es un “tema irrelevante en la campaña electoral”. 

Lea además: La caravana silenciosa de migrantes nicaragüenses

Esto se ve reflejado en los planes de Gobierno, publicados en el Tribunal Supremo de Elecciones donde añaden, en su mayoría, una sección sobre migración que engloba a grandes rasgos aspectos que están pendientes y primordiales a trabajar.  

La legalización laboral para migrantes, la mejora en la atención, la receptividad a migrantes que huyen por cuestiones políticas, religiosas o de raza; propuesta de subsidio y la inclusión en sindicatos, son algunas de las propuestas que favorecen a los inmigrantes en Costa Rica, mencionados por los aspirantes. 

La prioridad es garantizar los derechos humanos

“En muchas ocasiones se les niega el acceso a la alimentación, a una vivienda digna, a la salud, a la seguridad social, al trabajo digno, al respeto a la igualdad y a la no discriminación”, declaró Abarca. 

Con el recrudecimiento de la violencia estatal, la represión, la persecución y la asfixia de las libertades sociales del pueblo nicaragüenses, es inminente el crecimiento de migración: “En los censos realizados en los principales países a los que recurren los migrantes nicaragüenses, se denota un aumento. Es evidente que pase (debido) a los más de 170 personas presas políticas y más de 300 personas asesinadas y con el recrudecimiento de la violencia estatal”, analizó Abarca. 

Ante esto es importante que el Gobierno costarricense se enfoque en crear campañas de sensibilización hacia la población y programas de apoyo integral, aconsejó Abarca, pues es necesario tomar en cuenta que migrar, trae consigo una alta tasa de riesgos como la trata de personas, detenciones, secuestros y que en la decisión de hacerlo es en muchas ocasiones su única opción. 

También existe, según indicó, una tardanza en la aceptación de refugio que hace que durante todo ese tiempo se encuentren en un “limbo jurídico” donde no pueden acceder a trabajos, como educación y salud. Esto se da por la alta demanda de refugios en Costa Rica, no solamente de nicaragüenses sino también de países como Cuba y Venezuela. 

“Costa Rica mantiene una política definida en derechos humanos de la población migrante, la cual no cambia con el Gobierno. Las políticas migratorias van a continuar a partir del próximo 8 de mayo. Puede haber una revisión de acuerdo a los planes de Gobierno en materia de priorizar algunos programas de atención al migrante, por ejemplo, acelerar la regularización de esas personas migrantes y programas de atención”, estimó Murillo, analista en asuntos internacionales. 

Además: Retorno: El sueño frustrado de miles de nicaragüenses exiliados en Costa Rica

La contribución social de los nicaragüenses en Costa Rica

Para Murillo, en los padrones electorales solo se está tomando en cuenta a los nicaragüenses nacionalizados. “No se identifica el aporte en los comicios de población inmigrante sin documentos, los residentes o aquellos que son trabajadores temporales en cosechas. Solamente de los inmigrantes naturalizados e hijos de ellos, que ya son tomados como costarricenses. Entonces como persona migrante tienen un escaso papel”, expuso Murillo. 

A pesar de esto definió a los nicaragüenses como “una población muy integrada”, donde el problema puede adjudicarse a un consciente colectivo, a pesar de que realmente los inmigrantes nicaragüenses sí están realizando un impacto a la sociedad costarricense ya sean indocumentados, nacionalizados o residentes. El peso es importante, solamente que no hay un estudio específico que demuestre su aporte”, aseguró Murillo.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.