Nicaragua Remesas migración

El nuevo fraude electoral en Nicaragua provocará mayor migración

*El politólogo Manuel Orozco pronosticó un incremento de la migración de los nicaragüenses tras las elecciones de este 7 de noviembre, que ha sido desconocido por al menos 40 gobiernos extranjeros y la Organización de Estados Americanos (OEA) por ser un proceso electoral sin garantías democráticas.

**Orozco estimó que hay más de 800 mil nicaragüenses en el exterior y advierte que en julio pasado hubo más detenciones de nicaragüenses que de salvadoreños en la frontera sur de Estados Unidos.


Expediente Público

Al menos 200 mil nicaragüenses han salido debido a la crisis política que estalló en 2018 y esa cifra podría aumentar significativamente tras las elecciones fraudulentas que ha organizado el orteguismo, advirtió el politólogo nicaragüense Manuel Orozco, analista especializado en migración y remesas de Diálogo Interamericano.

“Después de las elecciones, la situación se pondrá más tensa por tres meses y continuará haciendo que la gente se vaya”, pronosticó Orozco en declaraciones a Expediente Público.

Orozco dijo que la crisis política generalizó una salida masiva de nicaragüenses. “Desde el 2018 han salido del país más de 200,000 personas. Cuando la represión legal y coercitiva se implementó a partir de mayo de 2021 con el encarcelamiento de líderes políticos y precandidatos a la presidencia, salieron del país más de 80,000 personas”, reveló Orozco, quien realizó un estudio denominado “La situación política nicaragüense y la migración internacional desde la crisis”.

“El 2% de su población ha decidido votar con sus pies”, afirmó.

En su estudio, Orozco señaló que en julio pasado, más nicaragüenses que salvadoreños fueron aprehendidos en la frontera sur de Estados Unidos, según cifras de la Patrulla Fronteriza, un fenómeno totalmente inusual.

Orozco lo ejemplificó así: la migración a Estados Unidos creció de menos de 5,000 personas antes del 2018, a 60,000 este año. A Costa Rica y Panamá el número de personas que han entrado desde Nicaragua es similar. El pronóstico de lo venidero es aún peor.

“Con la continuidad del régimen bajo estado de fraude y con poco reconocimiento internacional, los que no decidieron migrar este año saldrán en el 2022. ¿Cuánta gente? Al menos la mitad de lo que ha sido sin precedentes en el 2021: 100,000 personas, 60,000 a Estados Unidos este año”, explicó Orozco, un experto mundial en el fenómeno migratorio y de remesas.

Lea además: Caída de las remesas familiares no será tan severa en 2020, según proyecciones de Manuel Orozco.

Orozco sostuvo que “Nicaragua atraviesa uno de los peores momentos de su historia en el siglo XXI”.

“Un estado policial ha criminalizado la democracia al promulgar leyes sin justicia como referencia y utilizar el aparato represivo para hacer cumplir la ley contra todos los ciudadanos haciendo que las personas vivan en un estado de miedo”, resumió.

El propio Orozco, quien ha vivido en el exterior por décadas, es una víctima de ese estado policíaco.

En agosto pasado, la fiscalía nicaragüense acusó a Orozco de ser el principal articulador del grupo de opositores que según las autoridades empezó a conspirar desde 2009 contra el Estado.

“Desde el año 2009, el acusado Manuel Salvador Orozco Ramírez se encuentra vinculado con el financiamiento de campañas desestabilizadoras, mediante una red de enlaces de organizaciones políticas y medios de comunicación, con las cuales ha venido manipulando y presionando para destituir con métodos violentos al gobierno de Nicaragua”, señaló el documento fiscal.

La evidencia presentada contra Orozco es haber formado parte de grupos de whatsapp en los que se discutía sobre la situación del país y cómo rescatar la democracia nicaragüense por medios pacíficos.

Junto a Orozco fueron acusados los exprecandidatos presidenciales Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y  Arturo Cruz, así como los opositores, José Pallais, Violeta Granera y Daysi Tamara Dávila, además, del expresidente del Cosep, José Adán Aguerri, “por ser autores del delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua”.

800 mil nicaragüenses en la diáspora

Orozco estimó a Expediente Público que en base a datos de encuestas y transferencia de remesas, que más de 800 mil nicaragüenses estarían viviendo en el exterior.

“Se dice que desde Costa Rica residen más de 350,000 nicaragüenses. Las encuestas de envío de dinero muestran que 70% está mandando dinero”, reveló Orozco en su estudio.

Puede leer: Cuba, un “paraíso” de ficción donde la tercera parte de la población vive de las remesas

Costa Rica también es receptor de una enorme cantidad de solicitudes de refugio de nicaragüenses que huyen de la situación política actual.

Más de 76 mil nicaragüenses han solicitado refugio en Costa Rica desde el estallido social de 2018.

Según Orozco, el 90% de las solicitudes de refugio en Costa Rica corresponden a nicaragüenses. El 85% de esas solicitudes se realizan desde Peñas Blancas, Los Chiles o San Carlos, puestos fronterizos binacionales.

“Mensualmente se revisan más de 1500 casos o expedientes de asilo. Al 30% de los casos se recomienda a otra entrevista y el 10% son casos indamisibles”, explicó el politólogo.

El deseo de migrar

En abril de 2021, Orozco dirigió la Sexta Encuesta de Opinión Pública de Nicaragua. Un hallazgo relevante de esa encuesta fue  que la intención a migrar “creció de 19% en 2019 a 34% en 2021”. 

“El deseo a emigrar resulta de la perspectiva sobre la política nicaragüense y el deterioro económico del país. El ingreso personal de los nicaragüenses se mantiene a niveles del 2017”, especificó Orozco.

Un 46.8 % de los que tienen intención de migrar son menores de 30 años, según el mismo estudio, lo que significaría la pérdida de capital humano para Nicaragua.

El 74% de los que tienen intención de migrar ven “crítica” la situación desde el estallido social de 2018.

Los determinantes de esa intención de migrar incluyen: ser desempleado, informal, pensar que la crisis económica es el principal problema del pais y no tener para comer.

“Además, creer que habrá fraude en las elecciones y que el mal gobierno y los abusos a derechos humanos son los principales problemas del país, aumenta la probabilidad a migrar”, subrayó Orozco.

Lea además: Ola represiva en Nicaragua deteriora estabilidad y agudiza la migración en Centroamérica

Las remesas sostienen la economía

Orozco estima que unos 635,000 hogares recibieron remesas en 2020, en un país de 1.6 millones de hogares. 

Para 2021, según las estimaciones de Orozco, el número de hogares recibiendo remesas ha crecido a 650,000. El 40% llega a Managua, pero a hogares de diferente estrato social.

“Esto indica que el número de migrantes es más de 800,000, ya que el número de remesadores son un 75% de la población”, explicó Orozco a Expediente Público.

Calculó que el crecimiento de las remesas este año en Nicaragua alcanzará el 13% del Producto Interno Bruto, es decir, una cifra de 2,129 millones de dólares aproximadamente.

El 66% de las remesas provienen de Estados Unidos, un 15% de Costa Rica, un 14% de España, un 4% de Panamá y lo demás, del resto del mundo.

Lea: La odisea de los migrantes en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua

“Solo las remesas familiares son el único indicador macroeconómico positivo desde la crisis. El crédito cayó, las exportaciones no crecen y el ingreso per cápita se mantiene a niveles de 2016. La pobreza, el desempleo y la falta de trabajo son generalizadas”, resumió.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.