portada

EL COVID-19 HUNDE A LA ECONOMÍA DE HONDURAS ANTE LA INEFICIENCIA DEL ESTADO

El 12 de marzo de 2020 se detectó el primer caso de COVID-19 en Honduras, pero un mes antes los legisladores comenzaron a aprobar decretos que prometían realizar millonarias inversiones públicas, lo que permitiría atender de manera diligente la emergencia sanitaria e impulsarían la economía mediante la creación de empleos.

Seis meses después, muchas de las iniciativas han quedado en buenas intenciones y en la actualidad existen múltiples denuncias de que los recursos aprobados se perdieron en actos de corrupción, y que las inversiones nunca se realizaron o las medidas de alivio no tuvieron el efecto anunciado. 

Mientras tanto, los sectores más vulnerables, como madres solteras, familias que perdieron sus empleos y pequeñas empresas, hacen grandes esfuerzos por sobrevivir y no caer en la pobreza extrema. 

El siguiente reportaje especial, que se presentará a dos entregas, muestra la realidad de algunas familias abandonadas por el Estado y golpeadas por el impacto económico del nuevo coronavirus, también la batalla de pequeñas y grandes empresas por salir adelante pese a no tener las mejores condiciones.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.