Exiliados Nicaragua Joe Biden Daniel Ortega

Exiliados de Nicaragua apuestan por el Congreso de EE.UU. y alianza internacional contra Ortega

*A pesar de la omisión absoluta de la crisis en Nicaragua en el discurso del presidente Joe Biden en la ONU, expertos y activistas que asistieron a los eventos paralelos a la 77 Asamblea General de la ONU, consideran que las dinámicas para denunciar al régimen de Daniel Ortega continúan en otros foros internacionales.


Expediente Público

Exiliados nicaragüenses en Estados Unidos consideran que Estados Unidos continúa interesado en presionar al régimen de Daniel Ortega, a pesar de que el presidente Joe Biden omitiera el tema en su discurso del 21 de septiembre en la 77 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Para Damaris Rostrán, coordinadora de la Mesa de Trabajo de Nueva Jersey-Nueva York, una organización de la diáspora nicaragüense en estos estados, explicó a Expediente Público que lo ideal hubiera sido que Biden mencionara la crisis nicaragüense, “pero como diáspora no estábamos esperando que nos mencionara, pero sí estamos trabajando con nuestros senadores”.

“Si los congresistas hacen el trabajo que le pedimos al presidente, le tocará retomar eso, así funciona la política en Estados Unidos. El senador Bob Menendez nos dice que es su obligación defender a Nicaragua”, dijo.

Menendez es senador demócrata y actual presidente en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, uno de los políticos más influyentes.

Rostrán recordó que después de las actividades de la ONU tanto en Ginebra como Nueva York, está del 5 al 7 de octubre próximo que se celebrará la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Perú, donde ya está en agenda la discusión de la crisis nicaragüense.

Lea: Lucha contra Ortega une a la diáspora en EU

Complicidad de Centroamérica, apoyo del sur

“Lo que más me preocupa como diáspora, es que los países de Centroamérica ni se dan por enterados. Si no tenemos la atención de nuestra región, significa que nuestros vecinos ni siquiera son solidarios con nosotros”, mencionó la activista.

Además, otros foros internacionales tienen a Nicaragua muy alto en la agenda. La semana pasada la Eurocámara votó casi en un 90 por ciento a favor una resolución por la crisis de este país centroamericano y en Ginebra la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU presentó un contundente informe sobre el recrudecimiento de la represión contra la población, incluidos sacerdotes católicos, al cual se adhirieron 45 países por medio de una declaración conjunta.

“Nos está poniendo más atención América del Sur que Centroamérica, no sé si son tan corruptos como Ortega, pues Jair Bolsonaro (presidente de Brasil) habló de Nicaragua y Gabriel Boric (presidente de Chile) mencionó a los presos políticos”, recalcó la activista.

También: Director del NDI-Guatemala: Las Américas no han podido responder al repunte del autoritarismo

El mismo presidente de Ucrania Volodimir Zelenski mencionó a Nicaragua entre los solitarios siete países que votaron en contra de que él pudiera dar su discurso en video ante la Asamblea General de la ONU y que sí fue apoyado por 101 naciones, advirtiendo que Nicaragua es uno de los países “que temen su discurso en video y responden a los intereses del botón rojo (bomba nuclear)”.

Ortega es enemigo de la democracia

El mayor retirado del Ejército de Nicaragua, Roberto Samcam, explicó en el contexto del debate en la ONU, que “el tema de Nicaragua es el más fuerte” de la región, porque Ortega es aliado del presidente ruso Vladimir Putin en el área centroamericana junto con Cuba y Venezuela, lo que significa que “estos tres países son plataformas políticas y militares que atentan contra la seguridad de los Estados Unidos”.

“Daniel Ortega es uno de los principales enemigos de la democracia norteamericana. El hecho de que miles de migrantes cubanos, venezolanos y nicaragüenses estén utilizando nuestro país como plataforma para llegar a la frontera México y Estados Unidos, debería de ser una clara advertencia.

La patrulla fronteriza estadounidense reportó a 214,438 nicaragüenses en la frontera sur, desde octubre de 2018 hasta agosto del 2022 .

«Ortega tiene un sentimiento antinorteamericano escondido bajo un disfraz de un supuesto antiimperialismo, sin embargo, comprobamos que estos tres países son verdaderamente plataformas para atacar por esa vía a la administración Biden”, añadió Samcam, quien tras la crisis sociopolítica del país centroamericano tuvo que exiliarse junto a su familia. 

Ortega refuerza alianza contra Washington

En el reforzamiento de alianzas con regímenes autoritarios y dictaduras enfrentados a Washington, Ortega mediante su canciller, Denis Moncada firmó dos acuerdos de libre visado con Siria y Kazajistán. Moncada está en Nueva York en el contexto de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los regímenes de Nicaragua y Siria se caracterizan por su rechazo hacia Estados Unidos y otros países de Occidente, así como por su apoyo al presidente de Rusia, Vladimir Putin.

En enero pasado, Nicaragua firmó un acuerdo similar con China, país con el que restableció relaciones en diciembre de 2021 luego de sostenerlas durante 31 años con Taiwán, considerado por el gigante asiático como una isla rebelde.

El canciller del régimen de Nicaragua, Denis Moncada, firmó el acuerdo de libre visado con Fayssal Mekdad, canciller de Siria en Nueva York. Tomada de Presidencia de Nicaragua.
Mukhtar Tileuberdi, canciller de Kazajistán también firmó con su homólogo de Nicaragua libre visado. Tomada de Presidencia de Nicaragua.

Además: ¿Responderá CA al reto de Biden sobre democracia?

Aplicar sanciones

Samcam propuso que la administración de Biden endurezca su trato hacia el régimen de Daniel Ortega basado en los castigos que le permite la Ley Renacer que es el “golpe al Cafta (Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos) y eso es fundamental».

«A lo único que le tiene miedo Ortega es las sanciones económicas, los Estados Unidos no quiere meterse a eso, a pesar de la insistencia de la diáspora, a pesar de las insistencias de senadores y congresistas norteamericanos, no sé cuál es el temor”.

El exmilitar sostuvo que “Ortega desde que llegó al poder, se ha encargado de dinamitar el Estado de derecho, la democracia, institucionalidad, ¿Qué más quiere Estados Unidos?, cuando se enteren de lo que está pasando será demasiado tarde”.

De interés: Biden olvida a América Latina debido a conflictos internacionales

Golpear el dinero de los Ortega Murillo

“Dimos un paso importante con el tema del oro, tenía años Ortega de estar lavando oro venezolano. Eran cientos de millones de dólares que llegaban por esa vía. También hay una cantidad enorme de testaferros en territorio norteamericano y solo hemos oído las voces del senador Marcos Rubio… ya lo dijo Douglas Farah: ‘sigue el dinero’ y bloquee donde quiera. Ese es el ‘talón de Aquiles’ de Ortega”, enfatizó. Douglas Farah es periodista estadounidense y consultor de seguridad nacional. 

También resaltó el hecho que Nicaragua exporta el 60 por ciento de sus productos hacia Estados Unidos.

“No puede ser qué Estados Unidos esté contemplando impasiblemente lo que está haciendo Ortega y la cantidad de testaferros y empresas que están lavando dinero, escondiendo la plata en territorio norteamericano. Hay que seguir ese dinero, hay que bloquearlo y expulsar a esta gente del país como él lo está haciendo con los nicaragüenses”, consideró el mayor en retiro.

Por otra parte, recordó el enfoque inicial de la administración actual en el Triángulo Norte, por la crisis migratoria, hasta que la alcanzó la situación de Nicaragua.

“El problema migratorio de Nicaragua, Venezuela y Cuba es ahora mucho mayor que la migración de los tres países del Triángulo del Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras, que había priorizado Biden”.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.