diputados vitalicios vitalicia Congreso de Honduras Gobierno de Honduras Oscar Nájera

Gobierno saliente de Honduras protege con diputación vitalicia a fieles a Juan Orlando Hernández

*Congreso Nacional aprobó la noche del miércoles decretos que otorgan de forma vitalicia inmunidad parlamentaria a Oscar Nájera y Oswaldo Ramos Soto del Partido Nacional, y al liberal Carlos Lara Watson. Los tres legisladores no lograron la reelección en los comicios de noviembre pasado.

**Esta medida junto al pago de prestaciones sociales a funcionarios de confianza y colocarlos en cargos en organismos regionales es parte de la estrategia del gobierno saliente para mantener privilegios y poder político, aseguran los críticos.


Expediente Público

El aún gobernante Partido Nacional en Honduras sigue adoptando una serie de acciones para proteger a sus principales líderes con el objetivo de conservar suficiente poder político para contrarrestar los planes del gobierno entrante de Xiomara Castro (de izquierda). La noche del miércoles 19 de enero, el Congreso Nacional (parlamento) aprobó la diputación vitalicia a los nacionalistas Oscar Nájera y Oswaldo Ramos Soto, así como al parlamentario del Partido Liberal, Carlos Lara Watson, quienes no lograron la reelección en las elecciones del 28 de noviembre del 2021, lo que les dejaba fuera de Congreso. Sin embargo, el pacto entre los partidos Liberal y Nacional mantiene a los tres como legisladores, pese al rechazo de los hondureños.

Oswaldo Ramos Soto lleva 20 años consecutivos como diputado del Partido Nacional y en los comicios pasados repitió como candidato, siendo su suplente Marco Tulio Hernández Matute, sobrino del actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Aunque con la derrota de los nacionalistas en las elecciones frente a la alianza encabezada por el Partido de Libertad y Refundación (Libre), Ramos y Marco Tulio no lograron un puesto en el legislativo, pero ahora se premió a Oswaldo para que permanezca de forma vitalicia en el cargo.

«Esto no causa ningún impacto económico en el presupuesto del Congreso ni del Estado, esto aclarando los rumores que se han estado haciendo en los medios de comunicación”, dijo el diputado nacionalista por el departamento de Santa Bárbara, Mario Pérez, cuando presentó la propuesta de decreto.

La iniciativa se aprobó con una votación de 71 diputados y con la dispensa de dos debates. Si bien Carlos Lara Watson, Oscar Nájera y Oswaldo Ramos Soto no recibirán sueldo y tampoco tendrían voz ni voto en la aprobación de leyes en Honduras, como legisladores vitalicios gozarán de inmunidad lo que les protege de eventuales investigaciones en su contra. Los tres han sido señalados en diferentes momentos en casos de supuesta corrupción y de vínculos con el narcotráfico.

Lea también: Funcionarios del gobierno de JOH por prestaciones ilegales e inmunidad parlamentaria.

Para ver más información deslice la flecha.
Para ver más información deslice la flecha.
Para ver más información deslice la flecha.

Lea también: Honduras. Congreso Nacional, el último poder en disputa entre los partidos tradicionales

La protección para Oscar Nájera

Durante el debate del dictamen del decreto, realizado casi a medianoche del miércoles, los legisladores del Partido Nacional incluyeron de forma sorpresiva a Oscar Nájera para ser beneficiado como diputado vitalicio. 

Quien lo incluyó fue la diputada nacionalista por el departamento de Cortés, Wesly Vásquez:
 «Quiero dar un reconocimiento principal al compañero Oscar Nájera, al cual propongo se agregue al dictamen para que también se le nombre diputado ad honorem (vitalicio) y se le reconozca su trabajo”, dijo.

Oscar Nájera ha sido electo ocho veces congresista (1990 a enero de 2022).

Nájera tampoco logró la reelección en las elecciones de noviembre del 2021, pero con el beneficio se le intenta proteger de una eventual acusación judicial y solicitud de extradición, debido a que Estados Unidos incluyó al legislador Oscar Nájera y a su hijo en la Ley Magnisky por tener “presuntos vínculos con la organización de narcotráfico “Los Cachiros”. También el legislador es parte de la Lista Engel por estar relacionado a casos de presunta corrupción

Según la nómina vigente del Congreso Nacional, los diputados propietarios en Honduras cuentan como sueldo asignado de  90,892.42 lempiras (3,709.95 dólares), cifra a la cual se le restan las deducciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) es decir, 14, 809.64 lempiras (604.48 dólares).

Sin embargo, en la sesión legislativa del 19 de enero se decidió que los tres parlamentarios tendrán la potestad de participar con voz en las sesiones del pleno, pero no podrán ser partícipes de ninguna votación, y que tampoco gozarán de un salario mensual.

En abril del 2019, el Gobierno del Reino Unido incluyó al legislador Oscar Nájera entre los sancionados bajo el Reglamento de Sanciones Globales Anticorrupción, asegurando que el diputado hondureño “facilitó sobornos con funcionarios públicos que apoyaban a una importante organización de narcotráfico “Los Cachiros”.

En el año 2018, el parlamentario del Partido Nacional, David Chávez había intentado que se nombraba diputado vitalicio a Oswaldo Ramos Soto, pero no lo logró entonces, aunque sí que se le condecorara con el reconocimiento de “Gran Cruz Placa de Oro”.

En ese entonces Chávez argumentó esa propuesta debido a supuestos méritos logrados por Ramos Soto como diputado y exrector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En el año 2010, el legislativo hondureño aprobó y declaró como diputado vitalicio al exmandatario Roberto Micheletti, quien ejerció como congresista durante 28 años desde 1981, por  haber ejercido como presidente de facto tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya Rosales en 2009.

Dicha medida otorgó a Micheletti un sueldo de por vida y además obligó a las Fuerzas Armadas a asignarle seguridad a él y a sus familiares.

Le puede interesar: Oswaldo Ramos Soto y el sobrino del presidente Juan Orlando Hernández

La diputada electa del Partido Salvador de Honduras (PSH), Maribel Espinoza en entrevista con Expediente Público calificó de “saqueo” la decisión del actual Congreso de beneficiar a los tres controversiales diputados como vitalicios en el cargo.

“Existe una clase de politiqueros que buscan su beneficio y mediante el abuso de poder en el Congreso están tomando decisiones que comprometen el presupuesto general de la nación”, señaló Espinoza.

A pesar de que no señaló como ilegal esta acción debido a que el Congreso puede tomar este tipo de decisiones, la también abogada recalcó que “no es ético”, y evidenciaría el irrespeto de parte del gobierno saliente del Partido Nacional a la decisión de los ciudadanos, que no apoyaron con su voto que Oswaldo Ramos Soto, Oscar Nájera y Carlos Lara Watson fueran reelectos como legisladores.

¿Se podría eliminar esta acción en el nuevo Congreso del gobierno de Xiomara Castro? Espinoza dijo que  que sería posible si se cuenta con los votos suficientes, es decir, la mayoría simple de 65 votos de diputados de los diferentes partidos políticos.

Puede interesarle: Congreso de Honduras en encrucijada: depurarse o seguir degradándose

Para el periodo 2022-2026, el Partido Libre quedó con 50 diputados, el Partido Nacional con 44, el Liberal con 22, el Partido Salvador de Honduras con 10 y el Democracia Cristiana y el Partido Anticorrupción con un parlamentario cada uno, respectivamente, conformando así los 128 diputados del Congreso Nacional. Esta correlación de fuerzas, el Nacional y Liberal conservan la mayoría para bloquear la agenda legislativa del próximo gobierno de Libre.

Para Espinoza la serie de decretos aprobados a últimos días del traspaso de mando de la Presidencia en Honduras por parte de los nacionalistas, apuntan en comprometer el presupuesto de la nación y ver fracasar al nuevo gobierno de la presidente electa Xiomara Castro de Zelaya.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.