m

Nicaragüenses marchan en el exilio en rechazo a votaciones de este domingo

Expediente Público

En distintos países como Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, Costa Rica se están realizando en este momento masivos plantones y protestas de nicaragüenses en el exilio en las que denuncian las irregularidades del proceso electoral en Nicaragua. En Costa Rica se ha visto una enorme caravana de nicaragüenses, donde se estima que han escapado más de 100 mil debido a la represión impuesta por el régimen de Daniel Ortega desde las masivas movilizaciones sociales en 2018.

La diáspora de Nicaragüenses expresa su descontento con el proceso electoral que ha sido catalogado como “una farsa” y “un circo” por parte de organismos internacionales. El gobernante Daniel Ortega y su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo, buscan la reelección en estas votaciones nuevamente con el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Hasta este momento se han reportado plantones en Copenhague, capital de Dinamarca, Berlín en Alemania, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos y en San José, capital de Costa Rica.

Berta Valle y Victoria Cárdenas, esposas de los precandidatos detenidos, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, participan en la marcha de exiliados en Washington, D.C.

Bertha Valle y Victoria Cárdenas, esposas de los precandidatos presidenciales opositores Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, ambos encarcelados desde hace más de tres meses por el régimen sandinista, participan en la marcha en Washington. También asistió la aspirante presidencial, María Asunción Moreno, quien fue forzada a exiliarse luego de una orden de detención en su contra como parte de la criminalización de la oposición en Nicaragua.

Lea además: Elecciones en Nicaragua inician con secuestros, coacción estatal y baja participación de votantes

En las protestas, los nicaragüenses alzan banderas azul y blanco, bailan folklore, y portan carteles con mensajes como “Circo electoral”, “Nicaragua SOS Libre” o “Libertad para los presos políticos”.

Según la organización independiente Urnas Abiertas entre el 5 y el 6 de noviembre, en vísperas de la jornada de votación, se han verificado 21 detenciones arbitrarias de opositores en nueve departamentos a lo largo de todo el país centroamericano. Cuatro son mujeres y diecisiete son hombres, en ninguno de los casos se presentó orden de captura o allanamiento. Cinco de estas personas ya han sido puestas en libertad, mientras que 16 permanecen detenidas.

Estas elecciones ocurren en un contexto de represión intensa, irregularidades en el proceso electoral y candidatos presidenciales apresados, oleada de allanamientos, hostigamientos y agresiones, elementos que claramente construyen un ambiente que confirma la ausencia de condiciones para la celebración de elecciones libres, justas y transparentes en Nicaragua.

En la llamada gran marcha en Costa Rica se hicieron presentes campesinos nicaragüenses que también debieron huir por las amenazas de muerte y de arrestos de parte de la Policía y fuerzas de choque del régimen. Francisca Ramírez, lideresa del Movimiento Campesino, dijo que «rechazamos la farsa electoral, la imposición de los candidatos del régimen, y seguiremos firmes por la justicia y la democracia».

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.