Cuba

Cuba: escalada represiva de régimen castrista contra marcha cívica del 15 de noviembre

*Régimen de Miguel Díaz-Canel intenta minimizar el día de la gran marcha convocada por cubanos opositores, haciendo propaganda desde la Asamblea Nacional sobre el 15 de noviembre como «un día feliz» en Cuba.

**En las ciudades y plazas claves la cacería a activistas opositores empezó temprano, con turbas progobierno sitiando viviendas para insultarles y no dejarles salir a protestar.

***Al menos 44 personas han sido secuestrados por la policía y 56 en sus hogares, según el registro del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, que contabiliza 270 actos represivos en los últimos dos días previo a la protesta. Dictadura cortó energía eléctrica, internet, acoso a periodistas y amenazas.

Expediente Público

En demanda de un cambio político, libertad y el goce de sus derechos, fue convocada «la gran marcha» este lunes por el activista y dramaturgo Yunior García Aguilera de 39 años, sin embargo, la esperada ola de represión por parte del régimen no tardó en darse desde que fue ilegalizada esta protesta social hasta las primeras horas de este 15 de noviembre en Cuba.

Tras la histórica manifestación del 11 de julio las calles de La Habana, capital de Cuba, no volvieron a verse militarizadas hasta la mañana de este lunes para impedir que activistas y opositores se unan en manifestación pacífica.

Sin embargo, no ha sido la única acción represiva en contra de opositores al régimen castrista al mando de Miguel Díaz-Canel. Desde 2019, según el monitoreo de Expediente Público en redes sociales, simpatizantes de su gobierno se han plantado alrededor de las casas de algunos activistas que anunciaron su participación a la marcha, impidiéndoles salir.

La plataforma virtual «Archipiélago» liderada por García Aguilera, registró el asedio a otros activistas para impedir que salieran de sus casas la mañana de este lunes, e inclusive a él mismo por parte de la policía desde el domingo 14 de noviembre.

«En el día de hoy el dramaturgo Yunior García Aguilera no pudo cumplir con la marcha en solitario anunciada porque el régimen cubano lo sometió a un bloqueo cruel, ilegal e inhumano», informó la plataforma desde su página en facebook.

Lea más: Cuba lista para gran marcha el 15 de noviembre, aunque se teme otra ola de represión de la dictadura

«Un día feliz» en dictadura

Desde la Asamble Nacional de Cuba bajo el régimen castrista y cuentas progobierno, fueron utilizadas etiquetas como #CubaVive, #CubaViveyRenace en la red social Twitter, intentando minimizar la marcha del 15 de noviembre dando propaganda a un «día feliz», por la reapertura de fronteras para el turismo, el regreso de estudiantes a sus clases y la cobertura de ocho millones de cubanos vacunados contra la pandemia de la Covid-19.

Además, llamaron la protesta social como «intentos desestabilizadores imperiales».

Actos de repudio

El caso de García Aguilera es uno de los más de 200 hechos represivos que ha logrado registrar el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), entre el 13, 14 y este 15 de noviembre.

Su director de Estrategia, Yaxis Cires, aseguró a Expediente Público que este ha sido un patrón que desde la OCDH han venido denunciando desde hace años hasta la actualidad.

“Evidentemente estamos ante una escalada represiva muy peligrosa, busca limitar o impedir el ejercicio de los derechos a libertad de expresión y libertad de manifestación por parte deciudadanos y activistas de la sociedad civil”, dijo Cires.

La coordinadora de Archipiélago, fue una de las primeras activistas en sufrir acto de repudio en primeras horas de la mañana por parte de integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas.

La activista denunció en sus redes sociales el hostigamiento y tendió sábanas blancas en las afueras de su casa mientras respondía a los insultos de mujeres fanáticas, diciendo la consigna «Patria y Vida».

Lea más: Protestas en Cuba: “La gente ha dicho basta”

«Estos actos protagonizados por seguidores del régimen, incluyen la permanencia de miembros de la policía y la seguridad del estado en la proximidad de las viviendas», añadió Cires.

Cires dijo a Expediente Público que actos como estos, donde las turbas progobierno se concentran frente a las casas de activistas para a gritar improperios, amenazas y burlas, sin duda es «una práctica que viola todos los derechos humanos y atenta contra la dignidad y seguridad de la persona».

Es un acto «abominable», dijo.

Puede leer: Cuba, un “paraíso” de ficción donde la tercera parte de la población vive de las remesas

Sacerdotes amenazados y primeras detenciones

Los sacerdotes católicos Alberto Reyes, Rolando Montes de Oca y Castor Álvarez Devesa han sido amenazados con ser detenidos por la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba, según el segundo boletín de actualización de la OCDH.

Estas amenazas se dieron luego de que estos sacerdotes manifestaran su intención de participar en la protesta convocada.

Hasta ahora, ninguno de ellos ha sido detenidos, sin embargo activistas como Manuel Costa Morua, Rafael Santos, Carolina Barrero, Berta Soler, Rafael Santos, se suman a la lista de 44 cubanos detenidos por la policía nacional, sin contar los 56 más que registra la OCDH como retenidos en sus casas de habitación. Saily González, una reconocida disidente de la ciudad de Santa Clara, también fue reportada como desaparecida.

Puede leer: Detonantes de la crisis en Cuba: ansias de libertad, pobreza, pandemia y racismo

Reacciones de la comunidad Internacional

Ante la situación preocupante de hostigamiento y represión vivida en las primeras 15 horas del 15 de noviembre, la comunidad internacional y cubanos en el exilio han salido a manifestarse también para apoyar a quienes están siendo reprimidos en Cuba.

Según la asociación de Derechos Humanos, Cubalex desde las últimas protestas del 11 de julio, se contabilizan 1,272 cubanos detenidos de los cuales 658 personas permanecen presas.

Las calles de La Habana volvieron a estar militarizadas, esta vez, turbas progobierno se sumaron a los actos de represión contra cubanos opositores, el servicio de internet fue interrumpido en en varias ciudades.

Organizaciones defensoras de derechos humanos, y activistas opositores continúan registrando actos de represión que hasta ahora no les han dejado salir a las calles a manifestarse en contra del gobierno de Díaz-Canel.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.