Ep_verifica-16

Daniel Ortega miente sobre economía de Nicaragua para pedir US$2,000 millones en cumbre del clima

*Expediente Público verifica que mandatario de Nicaragua manipuló datos y cifras sobre pérdidas por huracanes Iota y Eta y sobre la crisis sociopolítica desde abril de 2018.

**Dictador de Nicaragua se victimiza con su narrativa de “golpe de Estado” y saca cifras increíbles sobre pérdidas económicas, pero sigue negando su responsabilidad en la represión que le contrajo sanciones a su familia y funcionarios leales.


Expediente Público

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega, quien aplica una implacable política extractiva, inclusive en áreas protegidas, señaló en un discurso presentado por escrito en el Foro de Vulnerabilidad Climática (FVC) que “la raíz del problema consiste en que las grandes economías capitalistas por medio de los modelos destructivos de producción y consumo han provocado de manera acelerada la crisis climática”.

Pero el Gobierno de Ortega se sirve de estas grandes economías capitalistas para sostenerse económicamente; datos de la Agencia de Gubernamental de Promoción de Inversiones (PRO Nicaragua) reflejan que en los últimos 10 años se han recibido alrededor de US$1,000 millones en flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) solo en el sector Minas y Canteras.

Además, puso a la venta la principal reserva de agua de Centroamérica, el lago Cocibolca, con la concesión canalera a la empresa Hong Kong Nicaragua Canal Development en 2012, misma que dañaría grandes extensiones de bosque y hábitat natural de especies en peligro de extinción como determinaron diferentes estudios de organizaciones ambientalistas e indígenas.

La minería de oro de empresas de capital estadounidense, canadiense y colombiano se ha convertido en el principal producto de exportación de Nicaragua, pese a estar asociada con la pérdida de territorios indígenas y bosque en el Caribe Norte, tal como reportó Expediente Público.

El FVC se formó en 2009 por países que han sido afectados desproporcionalmente por el cambio climático; su actual presidente es el primer ministro de Bangladesh Sheikh Hasima.

Ortega indicó en el discurso que Nicaragua hace algunas semanas solicitó formar parte del foro al que ya pertenece Costa Rica y la isla de Santa Lucía, como miembros fundadores americanos y al que se agregaron posteriormente Guatemala y Honduras, entre otras naciones.

En 2012 el Gobierno de Nicaragua firmó un acuerdo con HKND para construir un canal de magnitudes catastrófica para el medio ambiente y el lago Cocibolca.

Nicaragua aprovecha el modelo extractivo para sostener su economía, por ejemplo, con mil millones de dólares en inversiones mineras.

Lea también: Investigación expone participación del Ejército de Nicaragua en la represión de 2018

Solo el capitalismo tiene la culpa

Ortega mantuvo un discurso de responsabilidad contra las grandes economías, apuntando a las concentraciones de dióxido de carbono que se encuentran en sus valores máximos en los últimos 2000 años, “estamos en 420 partes por millón (norma máxima 320 ppm), se están emitiendo a la atmosfera más de 59 mil millones de toneladas de dióxido de carbono (norma máxima 14 mil millones)”.

Además, enfatizó nuevamente que Nicaragua en el 2015 rechazó el Acuerdo de París porque “nos llevaría a una “crisis climática”, porque no representaba “un compromiso responsable de quienes causan el cambio climático”.

“Nicaragua no ha causado la crisis climática, tampoco lo ha hecho Centroamérica”, indicó.

Irónicamente entre los principales contaminantes del mundo están varios aliados políticos de Ortega que no son precisamente economías capitalistas, empezando por China que encabeza la lista global de emisiones con 30% del total, seguido de Estados Unidos con 14%, India y Rusia. Irán, otro aliado de Ortega está en la séptima posición, según el sitio climatrade.

Puede interesarle: A 30 años de su desmovilización: La guerra contra los exmiembros de la Resistencia Nicaragüense continúa

Manejo ambiental y de pandemia, o prioridad solo para obtener fondos internacionales

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional Nicaragua ha sido históricamente consistente en su política de protección y defensa de nuestra madre tierra, fue el primer país signatario de la Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y la Humanidad en 2010; y desde el plan nacional de desarrollo humano 2009-2011, hasta el plan nacional de lucha contra la pobreza y para el desarrollo humano 2022-2026, hemos reafirmado su compromiso irrenunciable con la protección y defensa de la Madre Tierra”, recordó Ortega.

Nicaragua firmó el Acuerdo de París dos años después que lo hicieron casi todos los países del mundo en 2015, compartiendo la renuncia con el presidente de Estados Unidos Donald Trump y Siria.

Sin embargo, la firma se da nuevamente para acceder a recursos de compensación por daños ambientales y para obtener fondos verdes por las reservas forestales, en la práctica ambiental, el panorama es desolador en Nicaragua, a pesar de que solo produce el 0.02% de emisiones globales de CO2.

“Nuestro país es altamente sensible a los impactos del cambio climático, y la brecha para enfrentar esta vulnerabilidad representa dos mil millones de dólares anuales, según estudio de la Economía del Cambio Climático de CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), lo que no puede ser solventado sin los recursos adicionales e incrementales de la Ayuda Oficial al Desarrollo”, repitió el mandatario en su misiva al Foro.

Según Global Forest Watch, desde que Ortega asumió la presidencia de Nicaragua en 2007, este país perdió 23.8% de sus bosques primarios.

Por otra parte, la organización también señala que, en el 2010, Nicaragua contaba con 7.62 millones de hectáreas de bosque natural, que se extendía sobre el 59% de su extensión territorial. En 2020, perdió 111kha de bosque natural, lo que equivale a 60.8Mt de CO₂ de emisiones.

Puede leer: Nicaragua: la guerra del Ejército en «tiempos de paz»

Culpas internas y cálculos infinitos: otra vez el supuesto golpe de Estado

“Enfrentamos actualmente los impactos negativos ocasionados por el intento fallido de golpe de estado en 2018, y a las pérdidas y daños producidos por el paso de los Huracanes ETA e IOTA en 2020, valorados en aproximadamente 30 mil millones de dólares (2.3 veces el PIB nominal de Nicaragua en el 2020)”, aseguró Ortega.

Los datos se basan en el reporte de Objetivos de Desarrollo Sostenible, en el cual indican que los casi 30 mil millones de dólares en pérdidas corresponden al periodo 2018-2023.

Los dos huracanes que afectaron el Caribe Norte de Nicaragua en noviembre de 2020 dejaron en daños y pérdidas económicas por 738.6 millones de dólares, según las estimaciones oficiales presentadas en su momento.

Los diputados sandinistas al momento de reajustar el presupuesto general de 2018 indicaron pérdidas por las protestas de 231 millones de dólares en el sector turismo y 270 millones de dólares en las exportaciones, mientras en el sistema financiero tuvo una desaceleración del 7% en la tasa de los depósitos y en 10.7% en el otorgamiento de créditos al sector productivo, en cuanto a la recaudación se dejaron de percibir 8,813.3 millones de córdobas, unos 255.4 millones de dólares.

Por otra parte, si bien el impacto de la crisis sociopolítica y la pandemia abonaron a un retroceso de 8.8%del PIB de 2017 a 2020, “la actividad económica se recobró con fuerza en la primera mitad de 2021”, indica el Banco Mundial. Lo que omitió Ortega es el impacto económico de la represión y la falta de elecciones transparentes.

El BM indica que “a pesar de una creciente recuperación en el primer semestre de 2021, se espera que la actividad económica se vea afectada negativamente en el segundo semestre por la incertidumbre política en el período previo a las elecciones de noviembre y el aumento de los casos de la COVID-19″.

Esto significa que las pérdidas por los huracanes y la crisis sociopolítica equivalen a 1,715 millones de dólares, muy lejos de los US$30,000 millones mencionados por Ortega.

Lea además: Asesinatos selectivos, emboscadas, torturas, persecución y venganza marcan la historia de los campesinos en Nicaragua

2 mil millones de dólares anuales para manejo ambiental

Ortega aprovechó el foro para pedir un paquete global de cien mil millones de dólares de los países más ricos para financiar a naciones empobrecidas, según el mandatario la brecha para responder a las múltiples vulnerabilidades de Nicaragua asciende a dos mil millones de dólares, siendo el principal objetivo la lucha contra la pobreza que se valora junto con el cambio climático como prioridad política.

A pesar de tener un monto, Ortega no especificó de dónde provienen sus cifras ni especificó planes relacionados a las vulnerabilidades a las que pretende responder con ese dinero.

Según estimaciones de Expediente Público, Nicaragua ha recibido desde 2020 más de 800 millones de dólares de diferentes organismos multilaterales para atender la emergencia por la pandemia; en 2020 también recibió 83 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en fondos verdes. Naciones Unidas donó 17 millones para atender la emergencia post huracanes en 2020, así también el Banco Mundial otorgó para atender esta emergencia un crédito por US$80 millones.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.