cumbre de las americas daniel ortega nicaragua

Nicaragua queda fuera de la Cumbre de las Américas y pierde acceso a megacapitales 

*La novena edición de este evento contará con la presencia de multinacionales poderosas. 

**Al anunciar que expulsaba a la OEA y confiscaba su sede y bienes en Managua, el Gobierno de Nicaragua mencionó que no asistirá a la Cumbre, aunque la administración de Biden, anfitriona del evento, aún no lo había invitado. 


Expediente Público 

Entre el 6 y 10 de junio de 2022, jefes de Estado, líderes del sector privado y delegados de organizaciones de la sociedad civil del continente americano se reunirán en Los Ángeles, California en la IX Cumbre de las Américas, uno de los más importantes foros continentales. 

El Gobierno de Nicaragua comunicó el pasado 24 de abril que desistía de participar en los procesos regionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), e incluso la misma Cumbre de las Américas. Sin embargo, todavía el presidente Joe Biden no ha confirmado la invitación a los líderes autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua. 

Vea también: Daniel Ortega miente sobre economía de Nicaragua para pedir US$2,000 millones en cumbre del clima

El subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, indicó en una conferencia telefónica con periodistas el 27 de abril, que era probable que Nicaragua y otros gobiernos continentales autoritarios como el venezolano y el cubano no serían invitados a la Cumbre. Al día siguiente, en un evento informativo vía Twitter se consultó a Debbie Mucarsel-Powell, asesora especial de Estados Unidos para la Cumbre de las Américas, si estos países serían invitados, a lo cual se respondió que el presidente Joe Biden como anfitrión muy pronto anunciaría que países serían invitados o no.  

Micros, pequeñas y grandes empresas 

Un evento paralelo es la IV Cumbre de CEO de las Américas, el único evento oficial del sector privado donde se convocan desde microempresas a multimillonarios. 

Neil Herrington, vicepresidente senior para las Américas de las Cámara de Comercio de Estados Unidos, indicó durante la conferencia virtual “Entendiendo la importancia de la Cumbre de las Américas”, que asistirán al evento mipymes y pymes, así como corporaciones del top 50 global, dueñas de grandes fortunas, como General Motors, Amazon, Google, Pfizer, Microsoft o GlaxoSmithKline. 

“Estamos invitando a jefes de Estado regionales y otros funcionarios para fomentar el diálogo público-privado y establecer consenso entre las dos entidades sobre soluciones conjuntas para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades para avanzar en la reactivación económica hemisférica”, dijo. 

“Nuestras prioridades como sector privado están alineadas, primero compartimos muchos de los objetivos con los gobiernos, y esa alineación facilita el consenso. Por ende, la Cumbre priorizará temas como la adherencia regional al Estado de Derecho y la transparencia, la transición a la energía verde, el cambio climático y la sostenibilidad, la resiliencia de infraestructura sanitaria impactada por la pandemia, avanzar en la transformación digital cerrando la brecha de conectividad actual, empoderar pymes y mipymes, las verdaderas máquinas comerciales regional y avanzar a una agenda comercial ambiciosa”, resumió Herrington. 

De interés: Uruguay denuncia situación de Cuba, Nicaragua y Venezuela en cumbre Celac

La excongresista demócrata Mucarsel-Powell indicó que además de la recuperación de la pandemia, “estamos enfrentando desafíos del cambio climático, la exclusión de millones de personas de los beneficios de un mejor futuro”. 

“Es importante recalcar que nuestro objetivo es tener la Cumbre. Incluso hasta la fecha, trabajamos con tres foros, de la sociedad civil, jóvenes y directores generales. El objetivo es tener un diálogo entre Gobiernos, sociedad civil y empresas, para tener una infraestructura para enfrentar desafíos y crear oportunidades”, sintetizó la asesora. 

Tenemos más de 165 millones de jóvenes en la región y están listos para tomar la oportunidad que se vislumbra en esta Cumbre, dijo. 

Además de la Cumbre de CEO del continente, hay otras dos cumbres paralelas en este evento, una dedicada a los jóvenes y la otra a la sociedad civil. 

Gina Romero, directora de la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia, manifestó que la presencia de la sociedad civil y actores sociales, como naciones indígenas y afrodescendientes, “debería garantizar que la voz de la ciudadanía y sus organizaciones sean escuchadas y tenidas en cuenta en el mayor foro político de más alto nivel del continente”. 

“Se debe tener en cuenta que en cada cumbre salen acuerdos adoptados por los gobiernos que pasan a ser parte de los compromisos y mandatos que los y las gobernantes tienen que cumplir, en el escenario latinoamericano se vuelven herramientas de exigencia local”, precisó. 

Es la razón por la que las organizaciones deberían estar interesadas en participar, dijo Romero. 

Lea además: Las tres mentiras del Gobierno de Nicaragua en la cumbre de la región con EE.UU.

Historia de las cumbres 

La primera cumbre continental fue en 1994 en Miami y es hasta el 2022 que vuelve a territorio de Estados Unidos. 

El presidente demócrata Bill Clinton impulsó la primera cumbre dentro de su plan para crear un tratado de libre comercio continental, conocido como el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), el cual se firmó como resultado de este evento. 

La siguiente cumbre fue en Chile (1998), sin embargo, los cambios en el panorama político en Sudamérica -donde fueron electos gobiernos de izquierda y populistas como Lula da Silva en Brasil, Néstor Kirchner en Argentina y Hugo Chávez en Venezuela-, fueron adversos a la iniciativa. 

Las protestas callejeras durante los foros hechos en Canadá (2001) y Argentina (2005) sepultaron el proyecto ALCA, particularmente por la férrea oposición de Chávez, quien lanzó en ese tiempo un proyecto propio de integración económica regional: la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), al cual Nicaragua se adhirió un día después que Daniel Ortega asumiera el poder, el 11 de enero de 2007. 

Ortega se hizo presente en la V Cumbre, de 2009, en Trinidad y Tobago; pero no asistió a la edición de 2012 en Colombia. También mantuvo la presencia de Nicaragua en el evento de 2015, en Panamá, donde se invitó a Raúl Castro de Cuba. 

Otro tema relacionado: Régimen de Nicaragua expulsa a OEA y se toma sus oficinas en Managua

La VIII Cumbre de las Américas se realizó en Perú el 13 y 14 de abril de 2018, donde Ortega fue el único de los mandatarios invitados que no estuvo presente, como tampoco Nicolás Maduro de Venezuela, sustituido por representantes del gobierno interino de la oposición. 

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.