portadasica

Nueve meses después el SICA sigue sin secretario general

*El Salvador y Panamá no apoyan la terna presentada por Nicaragua, debido a la situación de graves violaciones de derechos humanos, que cumple este abril cuatro años.

** Daniel Ortega busca poner a uno de sus fieles funcionarios para que dirija el organismo regional.  

***Este 8 de abril se realizará una reunión del Comité Ejecutivo del SICA, donde no se descarta se pueda abordar la situación.  


Expediente Público  

La Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) sigue acéfala desde la salida del guatemalteco Vinicio Cerezo. El órgano regional, que en julio de 2021 debió ser asumido por un representante de Nicaragua, lleva un impasse de nueve meses ante la falta de consenso entre los países para elegir al próximo secretario, pero se espera que el tema sea abordado en la próxima reunión del Comité Ejecutivo que se realizará en Panamá, confirmó a Expediente Público el vicecanciller hondureño, Gerardo Torres Zelaya.  

El secretario general es el más alto funcionario administrativo del SICA y tiene la representación legal de la misma. Debe ser de cualquiera de los países miembros, y desde el 2021 al 2025 el cargo correspondía a Nicaragua, gracias a un sistema rotatorio aprobado por los presidentes.  

El Salvador y Panamá no apoyan la terna de Nicaragua, debido a la «situación interna» del país, afirmó el vicecanciller hondureño, quien evitó referirse a la crisis sociopolítica que cumple este mes cuatro años.

“Lo que han argumentado es el tema de la situación interna de Nicaragua y, nosotros ahí no nos vamos a referir ni de Nicaragua, ni ningún otro país. Nosotros exigimos el respeto a nuestro proceso democrático interno, nuestra autodeterminación y nosotros predicamos con el ejemplo, no queremos emitir una opinión sobre eso”, enfatizó el funcionario hondureño. 

En ese contexto, el 1 de agosto de 2021, el canciller nicaragüense Denis Moncada envió a su homóloga de El Salvador, Alexandra Hill una misiva de protesta acusándola de entrometerse en “asuntos internos” de Nicaragua y de ejercer presión en el SICA.  

Puedes leer: Daniel Ortega se quedaría con secretaría del Sistema de Integración Centroamericana hasta 2025 

“Sus presiones, amenazas y chantajes se han extendido al ámbito del SICA, cuya Secretaría General corresponde por derecho a Nicaragua, impidiendo usted con conductas personales, inapropiadas, incorrectas e ilegales, el consenso reglamentario, en flagrante violación del Tratado de Tegucigalpa”, acusó Moncada.  

Expediente Público buscó, sin éxito, una reacción de las cancillerías de El Salvador y Panamá.  

La grave situación de violaciones de derechos humanos, que en este mes de abril cumple cuatro años, dejó como resultado 355 personas asesinadas, más de 2 mil heridos y más de 144 mil personas exiliadas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

Sin respaldo a Vinicio Cerezo 

El exmandatario guatemalteco Vinicio Cerezo ocupó la silla de la Secretaría General del SICA en el periodo 2017-2021. El 30 de junio de 2021 entregó el cargo que ocupó, en una ceremonia virtual, debido a la pandemia de la covid-19.  

Durante su gestión, Cerezo mantuvo una posición de complicidad con el régimen nicaragüense, pues nunca se pronunció sobre la grave crisis de derechos humanos que vive el país centroamericano.   

Además, afloraron muchas denuncias en su contra y de su jefa de gabinete, Olinda Salguero.  

Su mandato se caracterizó por un ser un periodo de “constante acoso, hostigamiento, arbitrariedades e ilegalidades funcionariales laborales, administrativas y legales hacia los funcionarios de la Secretaría General”, señaló el denominado Colectivo y Red Regional pro Defensa de la Transparencia Institucional en el SICA y los Derechos Funcionariales del Recurso Humano Regional de la SG-SICA e Institucionalidad Regional en una carta enviada durante los meses de abril, mayo y junio de 2021 a los países miembros del organismo.  

Las acciones ilegales de Cerezo generaron acciones de demandas en la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), una de ellas por acoso laboral, que fue rechazada por los magistrados que integran el tribunal que está “asquerosamente politizada e invadida por el orteguismo”, dijo una fuente que pidió confidencialidad. 

Ortega propuso que Cerezo quedara en el cargo durante cuatro años más, pero no consiguió el apoyo del resto de naciones, por lo que retiró su propuesta.  

Las piezas de Ortega  

Tras el rechazo a Cerezo, el 22 de junio de 2021, Nicaragua presentó una terna conformada por tres de sus fichas, entre ellos el exguerrillero sandinista Orlando José Tardencilla, padre de la jueza Segundo de Distrito Penal de Juicio de Managua, Nadia Camila Tardencilla, denunciada por organismos de derechos humanos de ese país centroamericano como una de las “verdugos” de los presos políticos.  

El régimen había retirado todas las funciones consulares designadas a Tardencilla en diciembre de 2021.  

 
Para seguir leyendo utilice las flechas.

También: Ortega allana el camino de la reelección de Cerezo en el SICA 

A través del acuerdo ministerial 11-2022, del 7 de marzo de 2022, dejó sin efecto su nombramiento en el cargo de ministro consejero en Ginebra, Suiza, como muestra de los cambios en el servicio exterior que viene haciendo el régimen en el último año.  

Tres días después, el 10 de marzo de 2022, se aprobó el acuerdo ministerial 35-2022 dejando sin efecto el nombramiento de Tardencilla como embajador ante la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales con Sede en Ginebra; y representante de Nicaragua ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). 

El 24 de marzo de 2022, sin embargo, a través del acuerdo presidencial 47-2022 Tardencilla fue reubicado en el cargo de ministro asesor del Presidente de la República para Políticas y Relaciones Internacionales, pero por decisión del régimen también fue revocado.  

El 4 de abril de 2022, según acuerdo presidencial 58-2022, fue nombrado representante permanente de Nicaragua ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos.  

La arquitecta Luz Marina López Escobar, originaria del pueblo indígena misquito, y cofundadora de la Red de Jóvenes Indígenas de Latinoamérica y el Caribe; y María Amelia Coronel Kinloch, quien desde 2017 funge como titular del Ministerio de Gobernación (Migob), completaban la terna presentada por Ortega ante el SICA y que fue rechazada. 

Para seguir leyendo utilice las flechas.
Para seguir leyendo utilice las flechas.

El SICA en crisis interna 

Carlos Murillo Zamora, analista de asuntos internacionales y temas de integración regional insistió en que el tema radica en el hecho de que los candidatos propuestos por Nicaragua, son personajes que no garantizan una gestión imparcial de un organismo como el SICA, como ocurrió con otros notables nicaragüenses que en periodos anteriores ostentaron el cargo.  

“Las propuestas que hay es gente cercana al régimen de Ortega y no a nicaragüenses como en el pasado, Mauricio Herdocia (1957-2021) de gran gestión en el SICA. La segunda razón es que no hay en este momento diálogo entre los gobiernos centroamericanos, cada uno anda por su lado y las reuniones o cumbres presidenciales no son tan atractivas como en años anteriores”, explicó Murillo Zamora.  

También: Falsa imagen internacional de “héroe revolucionario” de Ortega se desvaneció a partir de 2018 

Mauricio Herdocia fue secretario general interino del SICA de abril a junio del año 2000. Antes, en la década de 1990, participó en la creación del nuevo Sistema de Integración Centroamericana, destacando su contribución en la redacción del Protocolo de Tegucigalpa, así como en la redacción y negociación de otros importantes acuerdos, como el Tratado Marco de Seguridad Democrática de Centroamérica de 1995. 

Aunque el SICA sigue funcionando, la falta de un secretario general tiene al organismo en una crisis interna. 

Entre 2011 y 2018, el SICA manejó 592.5 millones de dólares como parte de la cooperación internacional para programas y proyectos de cooperación técnica o acciones de cooperación en general que se implementaron en dos o más países miembros, según información pública de su sitio web.  

La Unión Europea, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Estados Unidos, Taiwán, Suiza, Turquía, Luxemburgo, entre otros organismos figuran entre los socios principales de “cooperación histórica” del SICA.  

“No puede continuar el SICA sin secretario general, hay ciertas cosas que están paralizadas y que tal vez uno desde afuera no las ve, pero internamente hay problemas serios en la gestión”, enfatizó Murillo Zamora.  

Una fuente que conoce el funcionamiento del organismo regional señaló, bajo condición de confidencialidad, que los Estados miembros están obligados a pedir un proceso de “rendición de cuentas”.  

“Al no haber secretario general, los funcionarios están al libre albedrío, no van a trabajar presencialmente, muchos de ellos ni siquiera están residiendo en El Salvador, siguen devengando salario y no hay rendición de cuentas creíble y transparente”, dijo la fuente a Expediente Público. 

Presionan a través de la Corte Centroamericana 

Murillo Zamora enfatiza que el SICA como sistema es un “ente político”, por ende, derivan también intereses jurídicos.  

“Hay intereses jurídicos, porque todas esas decisiones están basadas en el Protocolo de Tegucigalpa, la carta de Odeca (Organización de Estados Centroamericanos), y hay otros convenios. También predominan los intereses políticos y en este momento no hay convergencia de intereses políticos para tomar una decisión en el entendido que sigue alguien de Nicaragua para asumir la Secretaría. Yo creo que, si no hubiera sido alguien de Nicaragua, ya hubiera secretario general”, dijo el analista.  

Además: Daniel Ortega presiona la Corte Centroamericana para ganar el SICA 

El 9 de septiembre de 2021, por mayoría de votos, los magistrados de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) aprobaron una resolución en la que se ordenó a los Estados miembros emitir una “opinión consultiva con carácter obligatorio”, con el objetivo de acelerar el proceso de “forma urgente” para nombrar al funcionario que estará al frente al órgano regional. 

La solicitud ante la CCJ fue interpuesta por el ministro de Relaciones Exteriores, Denis Moncada Colindres en representación de Nicaragua, de modo que Ortega y Murillo seguían presionando para ocupar la Secretaría General, pero la resolución no tuvo eco porque no todos los países que integran el SICA reconocen su competencia.   

“Si todos los países del SICA fueran parte de la Corte, de forma vinculante la interpretación de esa decisión de la Corte terminaría siendo política, porque el órgano máximo, la reunión de presidentes, incluso el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores es un ente político que consideran que están por encima del resto (…) Quiénes toman la decisión, los presidentes y eso no los obliga a aceptar en todos los términos una resolución de la Corte, y como se requiere consenso se vuelve imposible”, explicó Murillo Zamora.  

No es prioridad para Costa Rica 

Yo creo que (la Secretaría General) se maneja bien sola (sin secretario general). Eso nos demuestra que la secretaría no es necesaria, la Secretaría sí, (pero) hay muy buenos funcionarios en el SICA que pueden continuar las labores perfectamente bien (del secretario general)”, dijo en entrevista con Expediente Público el excanciller costarricense y exembajador en Nicaragua, Rodrigo Carreras.  

El exdiplomático valora que el tema de la Secretaría General del SICA no es prioridad por ahora para Costa Rica y que será hasta después del 8 de mayo de 2022, cuando el nuevo presidente asuma el poder, que se le prestará atención al impasse que vive este organismo regional.  

Sigue leyendo: Nicaragua provoca que el SICA quede sin secretario general 

Este 3 de abril, los costarricenses fueron convocados a una segunda ronda electoral entre los dos más votados en los comicios del 6 de febrero, José María Figueres Olsen del Partido Liberación Nacional y Rodrigo Chaves Robles, del Partido Progreso Social Democrático. Al final de la jornada Chaves Robles se alzó como ganador.  

“No es un tema (el del SICA) como para que lo adopte el ministro de Relaciones Exteriores con los otros ministros interesados”, reconoció Carreras. 

Expediente Público se contactó con Miguel Díaz Sánchez, del área de comunicación institucional de la Cancillería costarricense, que aún sigue presidiendo el ministro Rodolfo Solano Quirós, para conocer la posición oficial de ese país, pero al cierre de esta nota no recibimos repuesta de ningún funcionario de la Dirección de Política Exterior de Costa Rica. 

Honduras apela al consenso 

 Durante la presidencia pro tempore del SICA, de enero a junio de 2022, Panamá tendrá la misión de “examinar las actividades y temáticas de la agenda del SICA en lo relacionado a la seguridad, integración económica, social y ambiental, en el marco de cumbres, reuniones ministeriales, sectoriales y técnicas”, señala una nota oficial publicada en el portal del organismo regional. 

El 8 de abril se realizará en Panamá una reunión con el Comité Ejecutivo del SICA, donde probablemente se aborde la situación de acefalía de la entidad. 

El vicecanciller hondureño, Torres Zelaya, espera que exista ese “consenso” entre los países para nombrar a la persona que dirigirá el organismo regional, integrado por los Estados de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana. 

“Lo que se busca es que logremos un consenso y nosotros (en Honduras) no queremos tomar ni un lado ni el otro, porque creemos que eso más bien va a perjudicar la búsqueda del consenso. Estamos platicando con todos los países de la región, nosotros tenemos buena relación con todos y estamos tratando de utilizar esas buenas relaciones para lograr que quien asuma la Secretaría sea por consenso, no queremos imponer nuestro criterio ni sobre Nicaragua, ni sobre los otros países”, dijo el funcionario. 

Torres Zelaya, sin embargo, reconoció que “está difícil” lograr ese consenso entre los países.  

“Nicaragua asumió una posición y es defender el derecho que tiene de la votación rotativa y El Salvador y Panamá son dos países que generan también una fuerza. Yo no creo que la solución sea forzar que Nicaragua acepte o hacer desistir a los otros países”, mencionó el diplomático hondureño.   

Insistió en que es entendible “que Nicaragua exija su derecho de que tenga una presidencia rotativa, pero también hemos escuchado la posición de El Salvador y de Panamá. La idea es que este ocho de abril podamos tener una respuesta, porque sí sentimos una debilidad muy fuerte en el caso del SICA”. 

Expediente Público envió comunicación y en reiteradas ocasiones llamó a la directora de Análisis Estratégicos y Comunicaciones del SICA, Alexandra Naranjo, para conocer su versión, pero nunca respondió la solicitud.  

El 13 de diciembre de 2021, el SICA conmemoró 30 años de creación y aunque se ha buscado fortalecer la integración de la región, el organismo sigue en un impasse que ya lleva nueve meses.  

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.