Cumbre de las Américas Manuel López Obrador Xiomara Castro Nicaragua, Honduras, Guatemala Cuba

Cumbre de las Américas buscará pacto migratorio sin presidentes de países expulsores de migrantes

*Uno de los temas centrales para Estados Unidos en la IX Cumbre de las Américas es conseguir un acuerdo migratorio con América Latina, pero los países expulsores y en ruta de migrantes no estarán representados por sus presidentes: México, Guatemala y Honduras. 

**Los más altos diplomáticos para asuntos del Hemisferio Occidental aseguran que el país anfitrión decide a quién invita, en referencia, a la exclusión de los regímenes autoritarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela. 


Expediente Público 

A pesar de la insistencia de países como México, Bolivia, Chile, Honduras y Argentina por invitar a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, el director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González, reiteró que su Gobierno “no está enfocado en quién no está invitado, sino más, en los resultados que queremos”. 

González dijo en una conferencia telefónica con periodistas, este 1 de junio, que trabajan con México y otros aliados en la lista final de invitados, la cual será pública pronto, “pero lo realmente importante para nosotros en términos de la Cumbre son los resultados, trabajar y colectar responsabilidades colectivas para un futuro más inclusivo y próspero”. 

Además, aseguró que están en conversaciones respetuosas con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre la asistencia de Cuba, pero que no entraría en detalles. Insistió en que el tema está “en consideraciones finales”. 

Lea: Nicaragua queda fuera de la Cumbre de las Américas y pierde acceso a megacapitales

El chantaje

El boicot de López Obrador, quien dijo que no asistirá a la Cumbre si no invitan a todos los países, ha causado mucha polémica. Otros mandatarios también han adoptado la misma postura. Y a esto casi se suma la ausencia del brasileño Jair Bolsonaro, presidente de la mayor economía de América Latina, que finalmente anunció el 26 de mayo que llegará a Los Ángeles. 

El boicot de López Obrador para el encuentro de mandatarios continentales este 9 y 10 de junio en Los Ángeles, California, es muy sensible a lo interno de Estados Unidos. Precisamente, porque en la frontera con su vecino del sur, hubo 2.4 millones de personas detenidas por entrar sin documentos o pidiendo asilo, según datos de la patrulla fronteriza de los últimos doce meses. 

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, también anunció que no asistiría después de que su fiscal general, Consuelo Porras, fuera designada por Estados Unidos en una lista de “actores corruptos” en el 2021. El 16 de mayo de 2022 fue designada por Giammattei por otros cuatro años al frente del Ministerio Público. 

En Honduras, la presidenta Xiomara Castro, ingresó al grupo de los presidentes que boicotean la Cumbre a condición de invitar a los tres países autoritarios. En ambos casos se tratan de expulsores de migrantes y rutas de tráfico ilegal de personas. 

Te interesaría: Daniel Ortega miente sobre economía de Nicaragua para pedir US2,000 millones en Cumbre del Clima

Nicaragua y Cuba, otros países expulsores de migrantes, y el primero, también ruta de tránsito para el tráfico de personas, no han sido invitados.  

Brian Nichols, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado indicó en la misma teleconferencia que el foco del acuerdo migratorio que preparan es el fortalecimiento de las comunidades de origen, así como de los países receptores para un manejo más humano de la migración. 

Además: Cuba: Escalada represiva de régimen castrista contra marcha

En el intercambio de preguntas, se consultó por el significado de la ausencia de actores claves como México, Guatemala, Honduras o El Salvador, centrados en la participación de Cuba y no tanto Nicaragua o Venezuela. 

González manifestó que están dialogando con los gobiernos de estos países y siguen trabajando con México el tema migratorio. Nichols explicó que los países del hemisferio tienen un papel activo en la implementación de compromisos políticos que serán aprobados en la Cumbre y que esto incluye al país azteca. 

Nichols agregó que los compromisos en torno a los objetivos de la Cumbre se dan en diferentes niveles, desde embajadores y representantes permanentes en la Organización de Estados Americanos, hasta los cancilleres. 

De interés: Estados Unidos: la invasión rusa y el coqueteo con la Venezuela de Maduro

“Esta Cumbre ha estado activa, intensa y muy constructiva. Esta Cumbre quedará con un mandato increíblemente fuerte para trabajar en los temas que son importantes”, dijo. 

Otros temas desplazados

Nichols enfatizó que el tema migratorio es uno de los puntos de la IX Cumbre de las Américas, pero se preparan acuerdos en los otros cuatro ejes de la cita continental, como son: gobernanza y democracia, transformación digital, resiliencia post pandemia, así como el intercambio de tecnología para energías renovables. 

“Estados Unidos sabe que tenemos mucho trabajo para construir democracias sólidas, incluido los propios Estados Unidos, para hacer funcionar gobiernos responsables. Tenemos un plan de acción para reafirmar compromisos para una democracia, apoyar el trabajo electoral, la transparencia colaborativa, para defensores ambientales, la prensa y todos los denunciantes”, aseguró Nichols. 

En el plan de resiliencia sanitaria, Estados Unidos propone un plan de acción para ser implementado, expandiendo centros de salud comunitarios, programas de participación, examinando sistemas financieros para que de forma transparente proporcionen financiamiento en salud. 

Nichols indicó que el plan de energía renovable y tecnología intentará colocar a América a la cabeza de la transición de energía limpia, y encontrar oportunidades para servicios limpios y sustentables. 

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.