élites de Honduras elecciones 2021 Quién es Quién

Fabiola Abudoj y el discurso del cambio desde las élites de Honduras

Expediente Público

Fabiola Claudett Abudoj Mena se presenta como una nueva estirpe en la clase política, asegura que su interés es servir al pueblo, pero hay muy pocas cosas que indiquen que ella sea diferente, ya que está heredando fortuna y el capital político de su padre en el Partido Liberal en Honduras.

Nació en 1985, es abogada con una maestría en Dirección Estratégica y es la segunda vez que busca una diputación por los liberales en el departamento Francisco Morazán, de Honduras, esperando esta vez sí lograr su objetivo.  

Valentía, actitud y cambio son las palabras que acompañaron sus banners en las elecciones internas pasadas. Fabiola habla con fuerza y determinación en todo momento, no es una mujer que vacila, tiene facilidad de palabra y es muy crítica al Gobierno. 

Incluso ha entablado campañas frontales llamando a algunos de sus propios colegas “momias”, por lo que la parte de valentía y actitud se pueden considerar como ciertas, pero la parte de representar el cambio es difícil de creer.  

¿Es parte del cambio político? 

Menciona de forma reiterada que es momento del cambio y que se debe de sacar a los mismos, ofrece servir al pueblo y romper con el político tradicional, pero paradójicamente ella es parte de esos mismos. Es graduada de la American School de Tegucigalpa, una de las escuelas más exclusivas y con mayor tradición en la capital, su familia es la dueña de la fábrica de Confites y Chicles Venus, líder en Honduras y una de las más grandes de Centroamérica.  

Lea además: Hugo Noé Pino, el economista que aún cree en la política

Venus comenzó en 1942 siendo la primera confitería en Honduras y rápidamente exportó a los países del Istmo, ahora es una empresa con mercados en México, República Dominicana, Panamá y Estados Unidos. Fue fundada por Jorge Abudoj Zaror quien la heredó a Jorge Abudoj Frixione, un empresario, político y dirigente deportivo, padre de Fabiola.  

Ella se presenta a sí misma como una empresaria, aunque no se pudo constatar si tiene negocios aparte del familiar Confites Venus, del cual es Secretaria del Consejo de Administración, aunque en otros documentos de registro de marcas aparece como apoderada legal.  

También ha comentado que realiza consultorías en derecho laboral, pero también aparece como apoderada legal de Inversiones Confiteras (Invercon SA de CV), de Imprenta Editorial De Ads S. De R.L y De Alpha Desing Studio, Sociedad De Responsabilidad Limitada. 

Primer intento en política 

En septiembre de 2016 se unió al movimiento Ganemos Juntos de Gabriela Núñez, quien quedó en segundo lugar en la carrera presidencial por detrás de Luis Zelaya Medrano.  

En esas internas, Fabiola fue favorecida con la tercera posición en la papeleta, solo por detrás de Elvin Ernesto Santos y Mauricio Montoya Contreras, yerno del empresario Miguel Flores Cisneros.  

Lea también: Jari Dixon, de fiscal anticorrupción en Honduras a diputado

Obtener esta posición no es fácil, pero Fabiola siempre ha contado con el respaldo del capital económico y político de su padre y su familia. En su presentación con Gabriela dijo que los municipios en que tradicionalmente había trabajado su papá, iban a ser retomados por ella e incluso los iba a ampliar.  

En esa primera campaña decía que el mayor problema de los hondureños era el desempleo por sobre la inseguridad, por lo que proponía crear “barrios industriales”, que serían cadenas de emprendimiento dentro de cada zona y así fortalecer las comunidades.   

Pasó sin problemas las internas, pero en las generales no logró uno de los 23 curules de Francisco Morazán, quedando en el puesto 51 con 88,759 marcas. A lo interno de su partido expresó que había obtenido una mejor posición e incluso que debía haber salido electa, pero que había sido víctima de fraude.  

Cocoy Abudoj el director deportivo, el político y el empresario 

Jorge Abudoj Frixione, mejor conocido como Cocoy Abudoj, además de ser heredero de la Confitería Venus, siempre estuvo ligado al futbol y posteriormente incursionó en política.  

Ha sido presidente del Club de Fútbol Motagua y por más de 20 años estuvo en diversos puestos de la Federación Nacional de Fútbol de Honduras (Fenafuth), incluyendo el de presidente, por lo que conoció de manera muy cercana el escándalo de 2015 conocido como “Fifagate”, donde se detuvo a 14 altos directivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), por soborno, fraude y lavado de dinero.  

En el año 2020, después de guardar silencio por varios años, Cocoy dijo que él sabía perfectamente bien quiénes iban a caer por el caso de la FIFA en Honduras, pero en aquel momento no dijo nombres porque ambos eran sus amigos: el expresidente del país y entonces presidente de la Fenafuth, Rafael Leonardo Callejas y Alfredo Hawit Banegas, entonces vicepresidente de la FIFA y presidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).  

También contó que a él en varias ocasiones le ofrecieron dinero, una de las veces dice le dieron un cheque de 100 mil dólares a su nombre, pero prefirió devolverlo, que en otra ocasión un contratista le pidió 100 mil dólares para conseguirle rival a Honduras en un partido amistoso, pero también declinó. 

Añadió que también Joseph Blatter, cuando era presidente de la FIFA, le hizo cualquier cantidad de ofertas, incluida una vez que le entregó un cheque de medio millón de dólares para sus gastos, pero él se lo devolvió y le aseguró que a él no lo iba a comprar.  

Puede interesarle: Beatriz Valle: de la empresa privada al socialismo de Mel Zelaya

Cocoy el político  

Fue diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) de 2011 a 2016, por el Partido Liberal y también fue en el 2012 precandidato a alcalde por Francisco Morazán en la corriente de Yani Rosenthal, no casualmente hoy su hija es precandidata de esa misma institución.  

Seguramente anhela los tiempos pasados, ya que Cocoy intenta repetir y es el primer diputado al Parlacén en la actual fórmula de Yani.  

En una ocasión dijo que no se debía de esperar un salario por representar al país en el Parlacén, pero en otra ocasión dijo que los casi 56 mil dólares anuales que devengaba por salario y viáticos no eran suficiente, ya que tenía que viajar constantemente a Guatemala, donde se encuentra la sede del organismo.  

En diciembre de 2012 y a pesar de ser diputado, fue detenido por la extinta Dirección Nacional de Servicios Especiales, luego de un altercado con algunos oficiales en un retén de tránsito, debido a esto lo fueron a traer a su fábrica por falta de respeto a la autoridad, fue liberado unas horas después sin que esto pasara a más. 

El empresario 

Además de la Confitería Venus, aparece como directivo de la Industria del Dulce S.A. De C.V (Indulsa), que se dedica a la exportación de los dulces que se producen en las fábricas de Venus.  

El Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), documentó en 2010 una denuncia donde Cocoy habría golpeado y amenazado de muerte a uno de sus empleados. Esto, según la denuncia, ya que este no accedía a renunciar al sindicato que habían organizado porque no les cumplían con el pago ni siquiera del salario mínimo.  

En el 2010 se le entregó a Confitería Venus el Premio Presidencial al Exportador, pero en 2011 se llevó sus fábricas a Nicaragua, porque el Congreso aprobó un nuevo tributo del uno por ciento para ser usado en temas de seguridad.  

Lea además: Rafael Alegría, del campo al Congreso hondureño

Fabiola deja a Banegas y se va con Yani 

En septiembre del año 2020 era militante y una férrea defensora del aspirante presidencial Darío Banegas, incluso era su co-coordinadora de campaña en Francisco Morazán.  

Pero en menos de dos meses, específicamente en noviembre, se sumó a Yani Rosenthal junto a otro grupo de liberales banegistas, entre ellos Nelson Licona, Silvio Larios, Allan Ramos de Puerto Cortés, Marcia Villeda, Waldina Paz, Eliseo Castro y Sobeyda Andino  

El cambio le dio buenos frutos, ya que en las internas de marzo pasado logró ser la diputada liberal más votada y la segunda en todo Francisco Morazán, solo por detrás de Mauricio Villeda y por solo 154 votos.  

En su discurso se desmarca de los políticos tradicionales y dice que su misión es servir al pueblo, aduce que ella es el cambio, pero hace cosas muy similares a las que ha criticado  

En campaña anduvo por barrios y colonias con una bomba de fumigar, explicó que su proyecto consiste en “sanitizar y fumigar” viviendas como parte de una campaña muy fuerte contra el Covid-19.  

También se toma las clásicas fotos con niños y ancianos y muchas veces se le puede ver regalando confites y bombones que son producidos en su fábrica.  

Campaña actual  

Actualizó su discurso con respecto a hace cuatro años y ahora propone una agenda anticorrupción, ya que considera que el actual marco jurídico se ha convertido en el escudo de ladrones y estafadores. También propone reducir el salario de los altos funcionarios en un 50 por ciento.  

Está haciendo una agresiva campaña en video por redes sociales llamando a los liberales para que saquen a las “momias”, que, según ella, “asquerosamente se han vendido a los cachurecos” (miembros del Partido Nacional), aduciendo que son personas corruptas.  

En uno de sus videos señala quiénes son las “momias”: Marvin Ponce, asesor presidencial y candidato a diputado por la Democracia Cristiana; del Partido Nacional a Kilvett Bertand y al Designado Presidencial Ricardo Álvarez y a la presidenta del Partido Anticorrupción y candidata a diputada Marlene Alvarenga, entre otros.  

Ponce reaccionó al video y dijo que presentaría una demanda contra Fabiola por lesionar su honor.  

Acusaciones de fraude entre Liberales.  

Las también candidatas a diputadas liberales, pero por el movimiento de Luis Zelaya, Kritza Pérez y María Teresa Álvarez, denunciaron en el proceso de elecciones internas que se estaban dando movimientos atípicos en las planillas de diputados de Francisco Morazán y exigían transparencia en los resultados.  

Señalaron que se estaba favoreciendo a candidatos del movimiento Yanista, específicamente a Elvin Santos, Eliseo Castro, Fabiola Abudoj y Sobeyda Andino.  

Dentro del Partido Liberal se presentaron 34 impugnaciones por irregularidades en el proceso, pero la gran mayoría fueron desestimadas, en cuanta la de la inflación de votos en esa institución. 

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.