Sin título-1 (1)

Hugo Noé Pino, el economista que aún cree en la política

EXPEDIENTE PÚBLICO

Hugo Noé Pino es uno de los economistas más destacados en Honduras. Sobre todo, este exministro aún preserva su credibilidad como analista e investigador, a pesar de su militancia en la política partidista. De origen liberal, Pino se presenta por primera vez como candidato a diputado por el Partido Libertad y Refundación (Libre), donde realizó el plan de gobierno para la aspirante presidencial Xiomara Castro.

Hijo de un contador y de una maestra de educación primaria, Hugo Noé Pino nació en 1955 en Tegucigalpa, la capital de Honduras. Egresado del Instituto Central Vicente Cáceres, este candidato estudió Economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde militó para el Frente de Reforma Universitaria (FRU), con el cual llegó a ser presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH) en 1976.

Luego de culminar una maestría en la UNAH, Pino se trasladó en 1981 a Estados Unidos para realizar un doctorado en la Universidad de Texas. Entre 1990 y 1992, este candidato fue el titular del Colegio Hondureño de Economistas (CHE). Dos años después fue elegido por el expresidente Carlos Roberto Reina (1994-1998) para dirigir el Banco Central de Honduras (BCH), iniciando así su carrera como funcionario público.

Lea además: Rafael Alegría, del campo al Congreso hondureño

Su paso por el Estado

Como presidente del BCH, Pino destacó por contener la devaluación de la moneda local, afectada por las medidas de ajuste estructural, promovidas por la administración neoliberal del expresidente nacionalista, Rafael Leonardo Callejas (1990-1994).

Tras su paso en el gobierno de Reina, el también expresidente liberal Carlos Flores Facussé (1998-2002) lo nombró en 1998 como representante hondureño ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York. Un año después fue asignado para representar al gobierno conservador de Facussé como embajador de este país centroamericano en Estados Unidos.   

Con la llegada en 2002 del expresidente nacionalista Ricardo Maduro, Hugo Noé Pino regresó a Honduras, incorporándose al cuerpo docente e investigador de la UNAH, donde publicó múltiples artículos y libros de economía con el Posgrado Centroamericano de Economía.

Posteriormente, en 2005 este aspirante a diputado lanzó su precandidatura presidencial a lo interno del Partido Liberal, quedando en los últimos puestos de las elecciones internas, por debajo del expresidente Manuel Zelaya Rosales, de Jaime Rosenthal Oliva, Gabriela Núñez, Marlon Lara y de Rafael Pineda Ponce. En aquellas contiendas, Pino solamente recibió más votos que los precandidatos Jorge Arturo Reina y Vera Rubí.

A pesar de sus resultados en las elecciones internas, Hugo Noé Pino fue nombrado como jefe de campaña de la candidatura de Manuel Zelaya (2006-2009), quien en 2005 fue electo presidente de la República, venciendo al nacionalista Porfirio Lobo Sosa. Tras los comicios, Zelaya nombró a su candidato a vicepresidente, Elvin Santos (posteriormente señalado por corrupción), junto a Hugo Noé Pino, como coordinadores de la comisión de transición del gobierno.

Puede interesarle: Beatriz Valle: de la empresa privada al socialismo de Mel Zelaya


De ministro al golpe de Estado

En el poder, Zelaya designó a Pino como ministro de Finanzas. Sin embargo, apenas seis meses después, este exdiplomático fue el primer funcionario que renunció a su cargo en el gobierno del «Poder Ciudadano», luego que el expresidente lo increpara públicamente en una reunión con la dirigencia magisterial.

En su reemplazo, el exmandatario Zelaya nombró a Rebeca Santos al frente de la secretaría de Finanzas. Cabe recordar que, a esa funcionaria, quien se desempeñaba como viceministra, se le había implicado anteriormente en el escándalo de corrupción denominado como el «pasaportazo», acontecido en la administración de Carlos Roberto Reina.

A pesar de las supuestas diferencias con el expresidente Zelaya, Hugo Noé Pino fue enviado por el gobierno a Washington, como director ejecutivo para Centroamérica y Belice ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Durante ese periodo, este economista logró que se le condonara la deuda externa que Honduras tenía con ese organismo, la cual ascendía a unos 1.400 millones de dólares.

Tras la ruptura al orden constitucional, este economista se mantuvo al margen de la política hondureña, enfocándose aún más en su carrera como funcionario de organismos internacionales y como investigador social.

Lea también: Jorge Cálix, el diputado señalado de inflar las urnas de Libre

Regreso a Honduras y militancia en Libre

Tras varios años de vivir en Estados Unidos, donde también fungió como asesor principal del Banco Mundial para Centroamérica, Hugo Noé Pino trabajó en el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) ente 2007 y 2012.

En 2012, este economista se incorporó como docente e investigador de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), destacando en el Instituto de Investigaciones y Políticas Públicas (IIPP), además de coordinar el doctorado en Economía y Empresas para esa universidad privada.

Con la conformación en 2011 del Partido Libre, Hugo Noé Pino retomó su militancia partidista. Sin embargo, tanto en las elecciones de 2013 como en las del 2017, este economista se mantuvo relativamente al margen de su partido, teniendo un papel más de asesor. 

Para el presente período electoral, Pino aumentó su participación dentro de Libre, siendo junto a la actual representante del Consejo Nacional Electoral (CNE), Rixi Moncada, los únicos miembros del entonces gabinete liberal del expresidente Manuel Zelaya, que actualmente se mantienen en las primeras filas del Partido Libre.

Lea además: «La Pichu» y el peso de ser una Zelaya adentro del Partido Libre

Plan de gobierno y candidatura

Además de su candidatura como diputado, Pino ha sido el responsable de elaborar la propuesta de gobierno para la candidata presidencial Xiomara Castro, un documento titulado como «Plan de Gobierno para la Refundación de la Patria y Construcción del Estado Socialista y Democrático».

Del plan de gobierno propuesto por Libre se destacó que inicialmente se proponía una educación sexual inclusiva para personas LGTBIQ+ en las escuelas y colegios. Sin embargo, tras algunos cuestionamientos en las redes sociales, el mismo Hugo Noé Pino señaló que retirarían ese inciso, aduciendo que su inclusión se trataba de un «error de dedos».

Tras el anuncio de la supuesta «fe de erratas», el excandidato presidencial del Partido Liberal, Luis Zelaya, escribió en las redes sociales que «con todo respeto a Hugo Noé Pino (y lo digo de verdad, tanto que votaré por él para diputado), pero los planes de gobierno no son encuestas de opinión…».

Tradicionalmente los planes de gobierno es lo primero que olvidan los gobernantes al llegar al poder en Honduras. Prueba de ello fue el mismo gobierno de Manuel Zelaya en 2006, quien en apenas dos años cambió hasta de ideología política.  

Probablemente Hugo Noé Pino es el candidato a diputado con el mejor currículo profesional en Honduras. Este economista ha sabido mantener su credibilidad, a pesar de participar en partidos políticos donde no todos los militantes tienen sus mismas intenciones e intereses.  

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.