Sobeyda Andino, elecciones, Honduras

Sobeyda Andino: Más escándalos que acciones como diputada

Expediente Público

Sobeyda Judith Andino Álvarez es actualmente diputada por el departamento de Francisco Morazán, el principal de Honduras, y busca la reelección; es la heredera de uno de los últimos líderes del partido Liberal, pero Sobeyda ha resaltado más por sus escándalos que por su función legislativa.

Es abogada de profesión y tiene un máster en Finanzas, no había incursionado públicamente en política hasta la muerte de su padre, Marco Antonio Andino, quien falleció siendo diputado en agosto del 2015.

Como experiencia profesional ha trabajado en Educrédito, también en el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema) y es comerciante individual con la empresa Dismaes.

Al morir su padre heredó su capital político, conexiones y amigos, por lo que no le fue tan difícil ser electa en el 2016.

La herencia del padre diputado

Marco Antonio Andino Flores era un hombre bonachón, de estatura mediana y regordete, de tez trigueña y ojos achinados; lo caracterizaba un pequeño bigote de esos que estuvieron de moda hace varias décadas; sin tener una gran fortuna se convirtió en uno de los políticos con gran respaldo ciudadano.

Andino Flores nació un 25 de abril de 1955 en la aldea de Santa Rita en San Buenaventura, Francisco Morazán, a unos 30 kilómetros al sur de la capital Tegucigalpa, su padrino en el liberalismo fue el expresidente Carlos Roberto Flores Facussé (1998-2002), a quien siempre fue fiel y esto le rindió frutos, ya que fue diputado tres períodos: 2006-2010, 2010-2014 y 2014-2018.

Lea además: Fabiola Abudoj y el discurso del cambio desde las élites de Honduras

Y es que Marco era muy efectivo para lograr estas cosas, durante los gobiernos liberales colocaba gran cantidad de activistas en puestos, al grado que en las estatales Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) y la Empresa Nacional de energía Eléctrica (ENEE), lograba colocar decenas de sus activistas a finales del siglo pasado cuando eran muy prósperas.

El 28 de junio de 2009, 122 de los 128 diputados del Congreso Nacional (Legislativo), entre ellos Marco Antonio, votaron a favor de la separación del entonces presidente Manuel Zelaya Rosales, a quien el Ejército y los parlamentarios dieron golpe de Estado, sacado de su casa y llevado a Costa Rica.

Puede interesarle: Fabiola Abudoj y el discurso del cambio desde las élites de Honduras

Sobeyda como diputada

Contrario a su padre, la actuación de Sobeyda Andino como diputada ha sido modesta, es la secretaria de la Bancada Liberal desde 2018; es la vicepresidenta de la Comisión de Equidad de Género, y parte de las comisiones de Asuntos Económicos y Sociales, Comisión Especial de Legislación y Asuntos Constitucionales II.

Durante la pandemia del nuevo coronavirus, desde el 2020, la legisladora liberal intentó impulsar varios proyectos de ley como medidas de alivio económico para el sector transporte, garantizar sustento familiar a las personas que fueron suspendidas de sus trabajos, una ley para contrarrestar el impacto económico del Covid-19, otra para ayuda financiera al sector productivo y una prohibición de promediar facturas de servicios públicos, aunque prácticamente ninguna de estas fue aprobada.

Hay que destacar que fue encomendada a proponer a los Magistrados del Tribunal de Justicia Electoral, mismos que fueron aprobados y que cumplirán un rol determinante en la resolución de los conflictos en las próximas elecciones del 28 de noviembre del 2021.

Al principio de la campaña actual estaba en el movimiento de Dario Banegas, «La Esperanza de Honduras», pero cambió al del partido Liberal, donde el candidato presidencial es Yani Rosenthal, quien estuvo cárcel en los Estados Unidos por delitos relacionados al lavado de activos del narcotráfico entre 2017 y principios de 2020.

Lea además: Los candidatos desconocidos de Libre por Francisco Morazán

Escándalos de Sobeyda

Si se pregunta por la actuación de Sobeyda en el Congreso hondureño muy probablemente pocos puedan dar referencias, pero sus traspiés si son muy recordados.

En los desfiles del 15 de septiembre de 2017 un presentador de un canal de televisión le hizo una serie de preguntas que la dejaron muy mal ante la ciudadanía. Una de esas preguntas fue cuánto mide en extensión territorial Honduras, a lo que la diputada respondió que respondió 172 kilómetros, cuando el dato correcto es 112,492 kilómetros.

En mayo de 2020 en plena cuarentena por el Covid-19 Sobeyda Andino fue detenida junto al también diputado por el partido Liberal, Bader Dip Alvarado, con quien tiene un hijo, por protagonizar un escándalo en la vía pública.

A eso de las diez de la noche del 9 de mayo del 2020, vecinos de la colonia Loma Linda, en la ciudad de Tegucigalpa, llamaron a la policía ya que había personas haciendo escándalo en la vía pública e incluso haciendo disparos, al llegar los agentes detuvieron a la pareja de diputados, luego de hacerles la prueba de alcoholemia constataron que ambos estaban ingeridos de licor.

La raíz del problema fue que el vehículo de Dip estaba estacionado a media calle y empleados del sistema de recolección de basura le pidieron que lo moviera para que ellos pudieran avanzar, pero este reaccionó molesto, con el escándalo llegaron los guardias de seguridad y ante esto Dipp habría sacado su pistola y hecho tres disparos al pavimento.

Cuando llegó la policía determinó llevárselos a ambos detenidos, al momento de la detención Dip todavía sostenía una lata de cerveza en su mano, estuvieron detenidos un par de horas, pero luego fueron liberados.

Puede leer: Beatriz Valle: de la empresa privada al socialismo de Mel Zelaya

Denuncias de fraude

En las elecciones de 2017, Sobeyda Andino entró en el puesto 21 de 23 por el departamento de Francisco Morazán y ocupó el último escaño liberal, dejando por fuera a Eliseo Castro por tan solo siete votos.

Castro denunció que había sido vencido por fraude y pidió al Tribunal Supremo Electoral que paren las irregularidades en cómputo y que dejaran de inflarse urnas a favor de Sobeyda Andino, y aunque pidió un recuento, el resultado no cambió.

Se denunció un conflicto de intereses en el caso, ya que el suplente de Sobeyda es Victor Alejandro Martínez Urquía, hijo de Alejandro Martínez, Secretario del Consejo Nacional Electoral.

En las elecciones internas de 2021, volvieron a aparecer denuncias similares: Kritza Pérez y María Teresa Álvarez de la corriente del entonces aspirante presidencial Luis Zelaya denunciaron que Sobeyda Andino, Eliseo, Fabiola Abudoj y Elvin Santos habían manipulado las actas para sumarse votos.

Según la denuncia, habrían logrado esto gracias a Martínez Urquía, que ahora aspira a ser diputado suplente en la fórmula con Abudoj.

Sobeyda fue cercana a Luis Zelaya en la elección anterior y los primeros años de este Congreso, pero luego de que este intentó expulsarla del Partido Liberal por votar en la elección de los interventores del Registro Nacional de las Personas su relación se rompió.

Incluso invitó a Zelaya a abandonar el Partido Liberal e irse junto a Salvador Nasralla, acusándole de ser un hombre problemático que solo llama al discurso del ataque y de rear división en el partido.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.