Elvin Santos portada

Elvin Santos, escándalos políticos marcan su candidatura a diputado

Expediente Público

Todo en la vida de Elvin Ernesto Santos Ordóñez pintaba para que, sin mucho esfuerzo, fuera presidente de Honduras, nacido en una familia poderosamente económica y política, hasta junio de 2009 era el claro favorito para ser presidente en 2010, pero un tan solo acontecimiento y sus decisiones políticas le negaron esa oportunidad, posiblemente para siempre.

Elvin nació un 18 de enero de 1963, su madre es Sonia Ordóñez Lafisse, su padre es el también ingeniero y político Elvin Santos Lozano, quien nació en Olanchito; el padre de este era capataz de las empresas bananeras durante su apogeo y luego tuvo sus propias fincas, donde logró amasar fortuna.

Santos estuvo en algunas de las mejores escuelas de Honduras, la primaria en la Elvel School y la secundaria en la American School, ahí cultivó y aún mantiene amistad con muchos de los actuales líderes del Partido Nacional como Ricardo Álvarez y Antonio Rivera Callejas entre otros. Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad Lamar en Beaumont, Texas en Estados Unidos de América, obteniendo el grado de Ingeniero Civil especializado en Administración de Proyectos.

Al regresar se incorporó a la empresa Santos y Compañía, propiedad de su padre, y con los nuevos conocimientos la actualizó y amplío sus operaciones, pasaron de ser especialistas en alcantarillados a la construcción de carreteras, casas, edificios, centros comerciales y proveer materiales de cantera, transformándose en una de las más grandes de Centroamérica.

Elvin fue por muchos años socio de canchas deportivas de fútbol en la capital, pero también fueron pioneros del servicio de transporte terrestre de lujo con la empresa Viana y también incursionaron en los bienes inmuebles con centros comerciales como Mall Las Cascadas y los hoteles LQ en Tegucigalpa y La Ceiba.

Lea además: Fabiola Abudoj y el discurso del cambio desde las élites de Honduras

Los Santos, históricos del Partido Liberal

La familia de Elvin ha sido un referente en el Partido Liberal los últimos 50 años; su padre, Elvin Santos Lozano fue alcalde del Distrito Central de 1982 a 1986, uno de los dos únicos liberales que lograron vencer al Partido Nacional en los últimos 40 años, ministro de Recursos Naturales y Ambiente en el Gobierno de Carlos Flores Facussé y también fue presidente del Consejo Central del Partido Liberal a finales de la primera década de este siglo.

También su tío, Max Gil Santos tuvo relevancia política: abogado de profesión, fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia, subprocurador general de la República, director general de Servicio Civil, vicecónsul de Honduras en Miami y secretario del ex presidente liberal Roberto Suazo Córdova.

Elvin siempre participó de las actividades políticas tras bambalinas acompañando a su padre. Su primera incursión oficial fue por todo lo alto, acompañando al candidato presidencial Manuel Zelaya Rosales como su vicepresidente para el período 2006-2010.

Según explica el propio Santos, conocía a los Zelaya por la política, pero también porque les arrendaba maquinaria en Olancho y la propia Xiomara Castro de Zelaya, actual candidata presidencial por Libertad y Refundación, fue quien le ofreció ser candidato a vicepresidente en las elecciones de 2005 junto a su esposo, Mel.

La oferta no era solo por el buen perfil de Elvin, era una combinación perfecta para la tranquilidad del partido. Por un lado, Mel contaba con popularidad y apoyo entre los nuevos líderes del partido, pero por ser de campo no contaba con la confianza de la élite económica e industrial que lideraba al partido, pero con Elvin en la fórmula consideraron que sus intereses estarían representados, como también importantes aportaciones a la campaña.

Lo de Mel y Elvin fue un idilio, con relativamente pocos recursos enfrentaron en campaña al entonces Presidente del Congreso y candidato nacionalista Porfirio Lobo Sosa, contra todos los pronósticos lograron vencerlo reavivando la llama del liberalismo y aprovechando algunos escándalos de corrupción y aumentos en impuestos que afectaron a los oficialistas.

Lea también: Mario Segura, de las élites cafetaleras a ser la mano derecha de Yani Rosenthal

La relación entre estos era tan cercana que incluso Elvin puso a la disposición de Mel una casa en la colonia Loma Linda para que este la usara como vivienda, pero el divorcio llegó rápido ya que Elvin fue ninguneado desde el principio.

Se le había ofrecido repartir las instituciones gubernamentales, dándole la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi) y otras dependencias relacionadas a la construcción, pero Zelaya lo borró del Gobierno al grado que ni siquiera le dio una oficina, por lo que Santos tuvo que montarla en una casa de sus padres en la Colonia Humuya.

Existen diversas teorías del porqué de este aislamiento, según Santos la culpable fue Patricia Rodas, quien llevó a Mel hacia la extrema izquierda acercándolo a Daniel Ortega y posteriormente a Chávez, siendo indispensable bajarle su perfil para evitar una posible candidatura y así buscar el continuismo de Zelaya.

Según otras personas, quien habría recomendado a Mel opacar a Elvin fue el expresidente Carlos Flores Facussé, esto porque Flores quería propulsar una candidatura de su hija Lizzy Flores.

Enrique Flores Lanza, en ese entonces Secretario de la Presidencia, negó que Mel le haya incumplido los acuerdos a Elvin y dijo que él personalmente le había redactado al menos 12 decretos donde se le otorgaban amplias facultades para desarrollar proyectos a Santos.

Otra de las concesiones que sí recibió Elvin fue el control del Instituto de la Propiedad (IP), en 2006 fue Director Presidente y nombró a Juan Carlos Barrientos como Secretario del Consejo. Barrientos fue por más de 30 años representante legal de Santos y Compañía y es también amigo personal de Elvin.

Santos trasladó las oficinas del Consejo Directivo del IP a su despacho, que como mencionamos antes, era la antigua casa de habitación de su padre. Se ha denunciado que realizaba sesiones hasta dos veces por semana, y se firmaban actas, aunque no estuvieran presentes todos los miembros, posteriormente les pedían que firmaran para subsanarlas.

Por petición de Elvin a Mel se nombró posteriormente como directores del IP a Rafael Enrique Medina Elvir y a Mauricio Villeda Bermúdez.

Puede interesarle: Rafael Alegría, del campo al Congreso hondureño 

Carrera por la presidencia y Golpe de Estado

La Constitución hondureña prohibía que un vicepresidente optara a la presidencia, pero esto no fue un obstáculo para Elvin, quien renunció a la vicepresidencia y comenzó su campaña, pero en noviembre de 2008 el Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo inhabilitó, por lo que Mauricio Villeda lo sustituyó en las internas, usando la frase “Votar por Mauricio es votar por Elvin”, venciendo sin dificultad a Roberto Michelleti.

Gracias a un amparo presentado ante la Corte Suprema de Justicia, se permitió a Santos participar como candidato y sustituyó a Villeda, el único que se interponía entre él y la presidencia era Porfirio Lobo Sosa, quien repetía como candidato nacionalista luego de la derrota ante Mel.

Se puede decir que Elvin ya saboreaba la victoria, Lobo era una figura que no le hacía competencia en popularidad ni en discurso, en mayo de 2019, seis meses antes de las elecciones, Elvin llevaba 21 puntos de ventaja según la mayoría de las encuestas, pero la “Cuarta Urna” transformó el panorama político en Honduras.

El Mel de la campaña era uno y el presidente fue otro, Zelaya se acercó a la ola de presidentes de izquierda como Chávez en Venezuela, Ortega en Nicaragua, Correa en Ecuador, Cristina Fernández en Argentina y anexó a Honduras a la Alianza Bolivariana para los pueblos (ALBA), dando un giro hacia el socialismo de izquierda, esto lo alejó de la empresa privada, de la iglesia y de los sectores más tradicionales del país.

Mel apostó todo al proyecto de la “Cuarta Urna”, donde se proponía poner una cuarta caja de votaciones (las tres que ya estaban son la de presidente, alcalde y diputados), en las elecciones generales para que los ciudadanos decidieran si se debía de convocar a una asamblea nacional constituyente.

Previo a esto, Mel organizó una consulta no vinculante donde los ciudadanos podrían votar si estaban de acuerdo o no con la inclusión de una cuarta urna, pero antes de que esta se llevara a cabo, se dio un golpe cívico militar contra Zelaya, a quien acusaron de querer alterar la Constitución para reelegirse como sus nuevos colegas de izquierda.

La madrugada del domingo 28 de junio de 2009 los militares sacaron a Mel de su casa bajo amenaza de los fusiles, lo subieron a un avión y lo mandaron a Costa Rica contra su voluntad, mientras que en el Congreso se presentó una carta de renuncia supuestamente firmada por Zelaya, que terminó siendo falsa y se juramentó a Roberto Michelleti como presidente alegando una sucesión constitucional.

La opinión pública se polarizó y la sociedad se dividió a grandes rasgos en golpistas que apoyaban a Micheletti, mientras los partidarios de Zelaya conformaron una resistencia popular. Santos se unió a los golpistas, con lo que perdió su oportunidad de ser presidente.

Lea además: Beatriz Valle: de la empresa privada al socialismo de Mel Zelaya 

El más golpeado

Elvin se enfrentó abiertamente a quienes apoyaban a Zelaya y perdió apoyo y valiosos votos liberales; según otros líderes liberales apoyó el golpe porque defendió los intereses de la cúpula económica nacional que temía a Mel, pero la verdad es que el camino de ambos hacía mucho se había bifurcado.

Con respecto a las elecciones, Elvin considera que él es el verdadero perdedor con el golpe, se ha autodenominado como el más golpeado, ya que estaba a las puertas de la presidencia. También ha denunciado que se le hizo fraude para favorecer a Lobo, y que los empresarios y diplomáticos consideraban era más fácil recuperar la imagen del país con alguien que no había estado involucrado en el Golpe.

Diputado 2018-2022

Para las elecciones de 2017 se lanza nuevamente como diputado, en las internas en el movimiento de Gabriela Núñez, logrando ser el liberal más votado y en las generales de 2017 logra la posición 16 de Francisco Morazán, siendo el tercer liberal con más votos, por detrás de Norma Edinora Brooks y de Mauricio Villeda.

Ya como diputado, es electo como jefe de bancada, pero quien fuera anteriormente su amigo, Mauricio Villeda denunció que había sido electo en una misa negra. Elvin y Mauricio toman distancia desde la aparición de Luis Zelaya en el Partido Liberal y se vuelven prácticamente enemigos políticos.

Caso Pandora

En junio de 2018 la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), a través de la Unidad Fiscal Especial contra la Corrupción y la Impunidad del Ministerio Público (UFECIC-MP), destapó un acto de corrupción que usó millones de lempiras para campañas políticas, se presentó requerimiento fiscal contra 38 imputados, entre ellos Elvin Santos padre e hijo.

La MACCIH constató que se drenaron unos doscientos ochenta millones de lempiras de fondos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería a través de organizaciones no gubernamentales para financiar las campañas políticas tanto del Partido Nacional como del Partido Liberal en el año 2013.

A Elvin hijo se le acusó porque recibió de estos fondos y con eso pagó préstamos del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), por casi cien millones de lempiras (L. 99,030,000.00), estos préstamos fueron contraídos para gastos de su campaña en el 2009.

Santos no considera estas transferencias y pagos como actos de corrupción, ya que ese dinero se usó para pagar préstamos y alega que él nunca conoció el origen de los fondos y que eso no es competencia ni del Partido Liberal ni de él.

Ha denunciado que fue incluido en ese listado como una persecución política y acusa a Luis Zelaya de ser el promotor, públicamente pidió se investigara a su otrora amigo Mauricio Villeda, ya que considera que si él estaba incluido en un requerimiento también debía de estarlo Villeda.

En julio de 2018 se dictó detención judicial contra Santos y otros 18 acusados, entre ellos los diputados nacionalistas Rodolfo Irías Navas, Celín Discua Elvir y Elden Vásquez, así como el diputado por el Parlamento Centroamericano Franklin Erick Toruño, todos fueron remitidos al Primer Batallón de Infantería donde estuvieron recluidos tres días hasta que se les cambiaron las medidas. Su padre Elvin Santos, se mantuvo prófugo hasta que logró arreglar su presentación voluntaria, no tuvo que estar en la cárcel porque se le dieron medidas sustitutivas inmediatamente.

En julio de 2020 la Corte libró sobreseimiento definitivo contra 22 de los acusados del Caso Pandora, en agosto otros cuatro y así se han ido repitiendo las exoneraciones, al grado que de los 38 implicados solo tres enfrentan un juicio. El Ministerio Público ha interpuesto recursos contra todos los fallos ya que considera que son hechos inconstitucionales, arbitrarios e incluso incompetentes.

A pesar de esto, se congelaron al menos siete bienes inmuebles propiedad de Elvin Santos, y al Partido Liberal su sede y también el Edificio Ejecutivo Las Cumbres en el centro de la capital.

Puede interesarle: Señalada por corrupción, Waleska Zelaya busca su reelección como diputada

Otras acusaciones y escándalos

En el 2012 su empresa familiar, Santos y Compañía, fue incluida en un informe de la extinta Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), como una de las 34 grandes empresas nacionales morosas con el Estado de Honduras, adeudando más de 3.5 millones de lempiras.

En el 2015, la entonces Rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, denunció que Elvin Santos estaba tratando de quitar unos terrenos que pertenecen a la UNAH. Según los abogados de Elvin los terrenos fueron comprados a pobladores de la Aldea de Suyapa y por lo tanto ahora son propiedad de ellos, pero la UNAH ya tenía registrados los mismos en el IP, el asunto sigue en los tribunales.

Roberto Micheletti Bain, expresidente del Congreso, mientras competía contra Santos por la candidatura de 2009, denunció que Santos y Compañía había obtenido contratos con el gobierno por más de cinco mil millones de lempiras, pero que había ejecutado proyectos de mala calidad.

En el 2011, el Congreso le suspendió a Santos y Compañía un contrato de construcción del último tramo del Anillo Periférico en la capital ya que no cumplieron los términos de contratación.

Ha tenido intensos choques con el expresidenciable liberal Luis Zelaya, se destaca cuando este lo expulsó junto a otros 16 diputados liberales por votar a favor de la intervención del Registro Nacional de las Personas y no nombrar a ninguna de las tres personas que ellos habían propuesto, aunque esta decisión fue declara nula posteriormente por parte del Tribunal Supremo Electoral.

Como parte de las acusaciones que ha vertido Zelaya contra Elvin, este aseguró que Elvin estaba detrás del fracaso del sistema de transporte Trans 450 y que él mismo le confesó que al criticar esa obra no afectaba al Partido Nacional ni a su candidato Nasry Asfura, sino a él porque era el constructor del proyecto.

Bajo perfil, pero busca nuevamente un curul

Elvin renunció en enero de 2019 a la jefatura de la bancada Liberal alegando se dedicaría más a su familia y sus negocios, decidiendo bajar su perfil, pero busca ser diputado nuevamente.

Se postuló en las internas con el movimiento de Yani Rosenthal, logrando la tercera posición por Francisco Morazán y la segunda por su movimiento, solo por detrás de Fabiola Abudoj.

Las también candidatas a diputadas liberales por el movimiento de Luis Zelaya Kritza Pérez y María Teresa Álvarez denunciaron que se estaba favoreciendo con más votos de los obtenidos realmente a Elvin Santos, Eliseo Castro, Fabiola Abudoj y Sobeyda Andino.

Dentro del Partido Liberal se presentaron 34 impugnaciones por irregularidades en el proceso, pero la gran mayoría fueron desestimadas, en cuanta la de la inflación de votos en esa institución.

Vida personal

Elvin estuvo casado con Becky Manzanares, con quien procreó cuatro hijos y quien lo acompañó y apoyo de forma permanente en todos sus procesos políticos, pero se separaron y divorciaron entre 2017 y 2018 y rápidamente se casó con Marcela Montaño, una exreina de belleza boliviana y empresaria vinculada también al rubro de la construcción.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.