Cuba AMLO México médicos

AMLO pagará sumas millonarias por los servicios de médicos cubanos en México

**Las brigadas médicas de la Isla son calificadas como “esclavitud moderna” por organismos de derechos humanos. AMLO firmó un acuerdo para llevar a 500 médicos cubanos cuando en México hay 305,000.

**Boicot del presidente de México a la IX Cumbre de las Américas tensa la agenda regional. Termina así la política mexicana de no injerencia en asuntos extranjeros al presionar al país vecino y anfitrión, con tal de apoyar al régimen de Cuba, sin un beneficio práctico a la vista.


Expediente Público

La primera gira internacional del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) terminó en Cuba el 8 de mayo de 2022 con la firma de acuerdos para la contratación de una brigada de 500 médicos cubanos y la compra de una cantidad secreta de vacunas Abdalá contra la covid-19.

En México hay 305,000 médicos y un tercio de ellos están fuera del sistema de salud pública y luchan por ingresar y ser reconocidos por el Estado, por lo cual no existe una razón para la contratación de un personal de 500 extranjeros, sobre todo, bajo un mecanismo que ha sido señalado por organismos humanitarios, de derechos humanos y por el sistema de Naciones Unidas como “esclavitud moderna”, señaló a Expediente Público el presidente de “Prisioners Defenders”, Javier Larrondo.

“Es una inyección de dinero del gobierno de AMLO para el régimen castrista. México pierde dinero, profesionales propios en la salud pública, pierde inversión en la cadena de valor en la formación médica, no gana calidad de atención, porque el nivel de los médicos mexicanos es altísimo y superior a la media de médicos cubanos. Aquí, el único que hace una transacción es el presidente (López Obrador) por razones personales y no entendemos cuál es la contrapartida que pueda recibir”, señaló.

AMLO se comprometió a comprar vacunas cubanas Abdalá para aplicarla a menores de 12 años en su país, a pesar de que no están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ya existen suficientes en el mercado de otras marcas que están comprobadas.

Estrategias de afianzamiento podrían estar de por medio

El también empresario cubano-español Larrondo cuestiona todas estas transacciones económicas y favores políticos de México a Cuba. Personalmente cree que tendrían una explicación en el ocultamiento de grandes actos de corrupción.

“Eso significaría que no puede perder el poder porque si llegan otros van a ser investigados y rodar cabezas. La alternativa de AMLO es mantenerse en el poder, y si tiene que hacerlo ‘fuera de la caja’, con cosas especialmente creativas criminalmente ¿Quién mejor que Cuba para decirles qué hacer? ¿Estará dándole Cuba asesoría para mantenerse en el poder? Es una posibilidad inquietante, pero es real, porque así pasó en Nicaragua y Venezuela, evidentemente con una persona que está atrapada en sus propias acciones, eso podría estar pasando”, precisó.

El jurista Yaxys Cires, director de Estrategia Política del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, indicó a Expediente Público que AMLO salió al rescate del régimen de la isla desde un punto de vista político, cuando plantea un boicot si no invitan al presidente Miguel Díaz Canel; pero también por la vía económica, cuando pide médicos de otro país en una nación con doctores locales desempleados.

Lea: Cumbre de las Américas buscará pacto migratorio sin presidentes de países expulsores de migrantes

La venta de servicios representa millones de dólares, tanto como el turismo que está en crisis y las remesas, por lo cual es evidente el soporte político, pero México “gana muy poco porque se pone del lado equivocado de la historia, dejando a un lado su fuerza diplomática”, indicó el jurista.

Las condiciones en las que llegan estos médicos de la Isla han sido ampliamente denunciadas, López Obrador las conoce y perdió la oportunidad de discutir el tema con sus aliados cubanos, señaló.

El sociólogo Leduan Ramírez considera que en términos prácticos no hay explicación de la defensa a ultranza del gobierno mexicano a la participación de los países autoritarios a la IX Cumbre, particularmente de Cuba. Pero López Obrador parece que quiere convertirse “en el Simón Bolívar de estos tiempos, el líder latinoamericano que enfrenta a Estados Unidos. Pero también está en función de intereses políticos que tienen que ver con el aprendizaje para establecer mecanismos de control social, como lo han reproducido Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

En América Latina ha habido un retroceso en la calidad de la democracia, donde México pasó de ser una democracia “deficiente” a ser un “régimen híbrido”, según el índice publicado por el medio “The Economist” en febrero de este año. La nación norteamericana cayó al puesto 86, de un total de 167 naciones analizadas, con una calificación de 5.57, en un rango de 10 como máximo. El año anterior estuvo en la posición 72 con 6.07 puntos.

También: Nicaragua queda afuera de la Cumbre de las Américas y pierde acceso a megacapitales

AMLO ha elogiado la figura de Fidel Castro, con su muerte en noviembre de 2016, dijo que fue “un gigante de la lucha de la liberación de los pueblos, uno de los dirigentes más grandes de la historia del mundo”. Nunca ha ocultado su simpatía por La Habana y sus críticas contra el embargo de Estados Unidos.

La gira de AMLO por Centroamérica no por gusto terminó en La Habana. Se dio después de varias reuniones en Estados Unidos con funcionarios de Cuba y México para tocar el tema migratorio. Debe recordarse que Nicaragua liberó de visado a los cubanos desde noviembre de 2021 lo cual generó una nueva oleada de migrantes de la Isla.

A mediados de mayo la administración de Biden levantó algunas sanciones impuestas a la Isla, generando después la liberación de algunos presos políticos.

Además, México fue el invitado de honor de la Feria del Libro de La Habana en abril pasado y una delegación encabezada por Citlalli Hernández, secretaria general del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), visitó Cuba en marzo.

López Obrador visitó Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador, pero no Nicaragua, probablemente para no causar más conflictos con Estados Unidos. Eso hubiese sido interpretado como una relación muy directa con los gobiernos autoritarios, añadió Ramírez.

Pero ir a Cuba significó reunirse con el portavoz de los gobiernos autoritarios. Lo que se habló con el presidente Miguel Díaz Canel lo saben Nicolás Maduro y Daniel Ortega, consideró Ramírez.

Entre tanto, Ortega en este contexto, volvió a cambiar a su embajador en La Habana, por cuarta vez en los últimos seis meses.

Brigadas de salud, control y espionaje

El gobierno mexicano fue sumamente criticado por los pagos de la primera brigada cubana de más de 500 personas que atendió la pandemia entre 2020 y 2021. Por cada médico pagó mensualmente 140,000 pesos (más de 7,000 dólares), cuando el salario normal de un galeno nacional es de 20,000 pesos (poco más de $1,000).

Tras el acuerdo reciente firmado por López Obrador con las autoridades cubanas, la contratación de cada médico tiene un costo de 10,750 dólares por tres meses, un desembolso mensual de USD5.4 millones en total.

Lectura recomendada: Analistas en Washington DC cuestionan a congresistas demócratas que piden incluir a regímenes en la Cumbre de las Américas

“Está documentado que las brigadas médicas son usadas con fines electorales y políticos para hacer campaña a favor del gobierno en público, puede ser una fuerza para Morena con vista a las elecciones de 2024”, consideró Ramírez.

El sociólogo explicó a Expediente Público que para muchos médicos estas misiones fuera de Cuba son una ganancia, incluso a Venezuela. En el caso mexicano no se sabe quién será escogido, es hasta último momento que se conoce la selección, tampoco tienen claro dónde serán ubicados, ni las condiciones o las funciones que ejercerán.

El problema con esta brigada es la cercanía con Estados Unidos. Anteriormente, el programa “Más Médicos”, en Brasil, y que fue cancelado por el presidente Jair Bolsonaro, dejó a 3,000 médicos en ese país, otros emigraron a Estados Unidos.

Lo mismo ocurrió con el programa de “parole” para profesionales promovido por Estados Unidos, mediante el cual muchos galenos que estaban en Bolivia y Venezuela desertaron a Colombia. El programa Cuban Medical Professional Parole (CMPP), vigente hasta enero de 2017, permitió que médicos cubanos solicitaran visas desde un tercer país para obtener refugio en los Estados Unidos.

En una misión pequeña de 50 médicos es posible tener a 20 miembros de la Seguridad del Estado que también pueden ser profesionales de la salud.

Trabajo forzado

Larrondo organizó un panel en México a finales de mayo, que debió cambiar de sede por el acoso de simpatizantes del régimen castrista, miembros del Partido Comunista. En el evento expuso una encuesta con 1,111 participantes cubanos de las brigadas médicas, donde el 73% respondió que ni siquiera sabía el país de destino cuando fueron al aeropuerto; el 76% dijo que fue vigilado por oficiales de la Seguridad del Estado; al 40% le quitaron el pasaporte en el aeropuerto de destino, por el jefe de la misión; y 41% de las mujeres habían sido acosadas.

Aparte, a los médicos les retienen el salario hasta que vuelven a Cuba. Desertar significa hasta 8 años sin permiso de volver al país, la confiscación de sus propiedades e incluso la cárcel.

Le puede interesar: Diáspora cubana: El castrismo en la IX Cumbre de las Américas llegaría a sabotear

El médico Oswaldo Tamayo logró desertar y actualmente vive en Ecuador. En el foro realizado en México por “Prisoners Defenders”, relató que realizó varias misiones en Haití y Argelia entre 2003 y 2015, pero no desertó por miedo a represalias contra su familia. Con la apertura del gobierno de Barack Obama, el régimen también otorgó ciertas concesiones y aprovechó para poder autenticar sus documentos y viajar a Ecuador de forma legal, donde se quedó hace siete años.

Contó que, a pesar de tener la consideración de la población de los lugares de destino, temía por su seguridad física y vivía en condiciones muy críticas por la pobreza. La situación de los que logran escapar y de los cubanos en general conlleva temor hacia las autoridades, a tal punto, que “Prisoners Defenders” tuvo que llevarlo desde Sudamérica a México, porque los brigadistas que desertaron en ese país aún no se atreven a denunciar públicamente, explicó Larrondo.

Deslice para ver más información.
Deslice para ver más información.

“Nosotros elevamos una denuncia de esclavitud y trabajo forzado del cubano en el exterior, pero el cubano en el interior ya vive esa situación todos los días, pero no hay organismo internacional que pueda interferir en esta cuestión. Cuando hemos denunciado nosotros en el exterior es porque la Corte Penal tiene competencia”, aseveró.

El médico cubano tiene un salario de 30 a 60 dólares al mes, que no da para cubrir las necesidades básicas, y tienen que vivir de remesas y de trabajos extras. Algunos prestan sus servicios a cambio de una dádiva, como viandas, carne o huevos, porque sus salarios no dan para vivir.

En el caso de México, ellos cobran 723 dólares en tres meses, de los 10,750 que le pagan al régimen cubano. “Si se toman una bebida en México se les va el dinero o en cuanto compren lo que necesiten, se les va consumiendo. Viven en indigencia económica, aunque si consiguen ahorrar 300 dólares, más su salario cubano, eso les permite sobrevivir”, indicó el defensor de derechos humanos.

La mayoría de médicos cubanos ven esto como una oportunidad económica y algunos incluso lo hacen por vocación. Hay países como Namibia y Arabia Saudí que les pagan mil dólares, con eso mejoran la subsistencia de sus familias. “Les supone un cambio para la absoluta miseria con la que les hacen vivir”.

Muchos médicos no engrosarían las misiones, pero si se niegan, les supone problemas, porque ya no son confiables al sistema y sufren represalias. “Les cambian de puestos de trabajo, los mandan a pueblos en la sierra, cosas parecidas que, en Cuba, es una tragedia porque transportarse a otro pueblo o a un sitio lejano, vas en camión de animales y te cuesta un dineral. Sufrir eso todas las noches es un cambio significativo”, expuso Larrondo.

Muchos se enrolan también para escaparse del país. “Planean todo y lo intentan, pero lo consigue una minoría, si los cogen en el aeropuerto con títulos legalizados los sancionan y los sacan de la misión. En los países tienen toque de queda, son vigilados, su dinero es tan reducido que no tienen para pagar transporte. Si no tienen pasaporte, dinero, títulos, si están vigilados y no consiguen sacar a sus familias, no consiguen armar la escapada, solo una minoría lo logra”.

Prisioners Defenders convocó a médicos cubanos y activistas en favor de Cuba, para denunciar la situación de abusos durante las Misiones.

¿Honduras sigue?

Consideró que “Nicaragua puede hacer lo que le da la gana en violación de cualquier lógica y norma porque es una dictadura sanguinaria y totalitaria. En el caso de Honduras y otros países, incluso México, cada vez tienen más difícil llevar estas brigadas en estado de esclavitud, porque ya los colegios médicos lo saben, y hay fuerzas en contra de estos acuerdos, no solo las parlamentarias y la población”.

Añadió que “si fuera en condición de respeto a los derechos humanos, si la calificación fuera como en los 90, pero ahora no son los mejores médicos, si hubiera un sentido en estas operaciones en lo sanitario, si los países no tuvieran alternativa, pero la tienen”, por ejemplo, Médicos sin Fronteras.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.