Joe Biden IX Cumbre de las Américas Nicaragua Honduras El Salvador Cuba democracia migración

¿Responderá Centroamérica al reto del presidente Biden sobre la democracia?

* Expediente Público analiza con expertos internacionales y de la región centroamericana sobre los retos que suponen para los países el discurso del presidente estadounidense, Joe Biden, en la IX Cumbre de las Américas, donde dejó claro que la democracia es requisito para la cooperación.

** Anunciaron una alianza de cooperación continental y fondos de inversión para el Triángulo Norte. El régimen de Daniel Ortega cada vez más aislada en el entorno continental.


Expediente Público

El discurso del presidente estadounidense Joe Biden en la apertura de la IX Cumbre de las Américas reiteró su exigencia de democracia para los pueblos de la región mientras ofrecía una alianza económica que genere prosperidad y detenga los flujos migratorios que tocan la frontera sur de Estados Unidos.

Biden habló de la democracia como “un sello distintivo de nuestra región”, de “nuestro compromiso único con la democracia” y de “nuestra obligación como gobiernos de promover y defender la democracia”.

“Al reunirnos nuevamente hoy, en un momento en que la democracia está siendo atacada en todo el mundo, unámonos nuevamente y renovemos nuestra convicción de que la democracia no solo es la característica definitoria de las historias estadounidenses, sino el ingrediente esencial para el futuro de las Américas”, dijo Biden ante presidentes y representantes de los países del continente, con la notable exclusión de los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Lea: Honduras, el país centroamericano más insatisfecho con la democracia

Biden habló de una “región grande y diversa” en la que “no siempre estamos de acuerdo en todo, pero como somos democracias, superamos nuestros desacuerdos con respeto mutuo y diálogo”.

Llamó a aprovechar “la oportunidad de unirnos en torno a algunas ideas audaces, acciones ambiciosas y demostrar a nuestra gente el increíble poder de las democracias para brindar beneficios concretos y mejorar la vida de todos”.

Joe Biden: solo democracias

Para Miguel Ángel Lara Otaola, especialista principal en Evaluación de la Democracia del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), el mensaje de Biden fue de clara exigencia de democracia como requisito para la cooperación.

“El presidente Biden habló de responsabilidades compartidas, de oportunidades y de generar una sociedad…eso sí, solo de democracias y ahí está el secreto, lo que excluye a los que no estuvieron presentes. Por falta de invitación, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, o por decisión, como México, que se solidarizó con los autoritarios mencionados”, explicó Lara Otaola a Expediente Público.

“El mensaje es: si se quiere cooperar con Estados Unidos y obtener beneficios de esa sociedad, se debe de mostrar un compromiso con la democracia y con sus valores e instituciones: elecciones limpias, estado de derecho, respeto a la pluralidad, etc.”, subrayó Lara Otaola.

Migración y Democracia

Para Manuel Orozco, director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo del Diálogo Interamericano, “el vínculo entre migración y democracia es estrecho”.

“La migración ha aumentado en países donde la falta de democracia, en particular, la inestabilidad política, la concentración del poder, el populismo, la polarización y represión han crecido”, señala Orozco. 

Lea: Estados Unidos y Panamá acuerdan estrategia para enfrentar migración de Centroamérica

“Y para Estados Unidos esto es una realidad que están viviendo día a día con los miles de personas que están llegando a la frontera de países como Haití, Nicaragua, Venezuela, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, y México incluso, que representan el 80% de la migración”, explica el analista de Diálogo Interamericano.

Para Orozco eso expone que la urgencia de la Declaración de los Ángeles enfatiza la integración de estos migrantes, y soluciones sobre el otorgamiento de un estatus legal y una forma más ordenada, lo que se vincula con aspectos de las causas de la migración.

Para el académico salvadoreño Ricardo Valencia, profesor asistente de la Universidad estatal de California en Fullerton, la administración Biden cree que el tema de la migración masiva a Estados Unidos es económico y también político.

“En este momento, lo que sucede es que lo político -como pasó con Juan Orlando Hernández en Honduras- está llevando a más gente a migrar. Ya pasó en los 80 cuando lo político llevó a muchos a salir”, advierte Valencia en declaraciones a Expediente Público.

“Yo creo que el fondo anunciado impacta poco porque los gobiernos son los que deben estimular el desarrollo. (El presidente salvadoreño Nayib) Bukele se ha gastado más de 200 millones en un proyecto fracasado de Bitcoin”, ejemplificó Valencia.

Anuncios económicos de Biden

Biden anunció una «Asociación de las Américas para la Prosperidad Económica” que “se basa en los mismos valores fundamentales que mi administración está aportando a nuestra sólida recuperación económica y para impulsar la competitividad económica a largo plazo en los Estados Unidos”.

Según Biden, dicha asociación “ayudará a las economías a crecer de abajo hacia arriba y de la mitad hacia afuera, no de arriba hacia abajo”.

También: Violencia, pobreza y pandemia aceleran la migración de mujeres en el Triángulo Norte

“Juntos, tenemos que invertir para asegurarnos de que nuestro comercio sea sostenible y responsable y crear cadenas de suministro que sean más resistentes, más seguras y más sostenibles”, dijo Biden.

El mandatario estadounidense aseguró que la Alianza de las Américas fomentará la innovación y ayudará a los gobiernos a cumplir con su propia gente y anunció reformas al Banco Interamericano de Desarrollo para ayudar a catalizar el flujo crítico de capital privado hacia la región, especialmente para aquellas empresas emergentes, digitales, conectividad, energías renovables y salud.

Además, dicha asociación abordará la crisis climática.

Inversión en el Triángulo Norte

El martes 7 de junio, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris había anunciado también compromisos de inversión privada para los tres países del Triángulo Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras, hasta por $1,900 millones, provenientes de diez diferentes empresas transnacionales.

Las 10 empresas se suman a las 30 que se han sumado al lanzamiento de “Llamado a la acción” en mayo de 2021 con más compromisos de inversión. Se proyecta una inversión privada estadounidense de $3,200 millones en los tres países.

Además: Sociedad civil critica ausencia de sus presidentes en la IX Cumbre de las Américas

“Es importante reconocer que toda apuesta de inversión es una contribución al empleo en la región.  Sin embargo, mientras las promesas y los financiamientos no estén alineados en cambiar el modelo económico obsoleto que prevalece (exportación de pocas mercancías administrada por grandes empresas nacionales o transnacionales, economía informal muy grande y migración económica), su impacto puede ser mínimo o adverso”, advierte Manuel Orozco de Diálogo Interamericano.

Orozco advierte que “a veces el diablo se esconde en los detalles”.

“Muchas de esas promesas o compromisos son parte de la programación de inversión de muchas de esas empresas. Por otro lado, y más pertinente a esta inversión es que las empresas que participan, como Cargill, Grupo Terra, AgroAmerica, Gap, pertenecen a un círculo económico que sostiene oligopolios y no fomenta la competitividad de pequeñas empresas o la formalidad económica dentro de cadenas de valor productivo”, señala Orozco.

Según el analista de Diálogo Interamericano, la mitad de las exportaciones de la región hacia Estados Unidos son originadas por empresas transnacionales que generan pocos empleos, y mucha ganancia para estos negocios, bajo un régimen tributario mínimo.

 
 

“La iniciativa de inversión acompañada por la estrategia Biden de las causas de la migración debería alinear las prioridades de desarrollo económico, reducción de economía informal, aumento de la inclusión financiera, promover la competitividad en nuevos sectores como la economía del conocimiento, fortalecer la integridad financiera y fiscal, con la inversión de grandes empresas.  Esto no está pasando aún, y más bien esta estrategia puede estar torpedeándose sola”, advirtió Orozco.

Ortega cada vez más aislado

Para el profesor Valencia, la Cumbre ha dejado claro también el persistente aislamiento del régimen nicaragüense, excluido de la IX Cumbre por decisión de la administración Biden.

“Ortega está cada vez más aislado, pero se mira menos aislado cuando los presidentes del Triángulo Norte no asisten”, señala Valencia.

Podría interesarle: Joe Biden califica reelección de Ortega como una pantomima y Costa Rica lo declara ilegítimo

Los presidentes de Guatemala, Alejandro Giammattei; El Salvador, Nayib Bukele; y Honduras, Xiomara Castro, no asistieron a la cita de Los Ángeles y enviaron a sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores para encabezar sus delegaciones.

“Creo que estamos en una etapa que la relación entre Estados Unidos y esa zona es por proyecto y no hay posibilidad de algo más general”, señala Valencia.

Orozco coincide con Valencia sobre el aislamiento de la dictadura orteguista.

“Las consecuencias principales es el aislamiento continuo de Nicaragua de parte de la comunidad internacional. No es accidental la declaración del Parlamento Europeo, la cual será seguida de sanciones coordinadas después del cierre de la Cumbre de las Américas”, señala Orozco.  

“El mundo no está ignorando lo que ocurre en esa dictadura. Sí está perplejo de ver la irracionalidad de su radicalización, pero no los detiene de seguir presionando frente al nivel de impunidad que prevalece”, puntualizó Orozco.

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.