L2

Ley Renacer aprobada: Estados Unidos va contra régimen Ortega-Murillo y Ejército de Nicaragua

*La ley entraría en vigor esta semana si el presidente estadounidense Joe Biden firma antes de las votaciones previstas en Nicaragua para el 7 de noviembre.

**Diáspora sostiene que empresarios llegaron a cabildear contra la ley por su afectación al Cafta.

Expediente Público

La Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos aprobó con 387 votos a favor y 35 en contra, la Ley para Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (Ley Renacer, por sus siglas en inglés), este 3 de noviembre por la tarde, después de su pase por el Senado dos días antes.

La líder de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, finalmente dio su aprobación en un proceso expedito que evitó retrasar la votación suspendiendo la aplicación o discusión de enmiendas, conocido como “suspensión de reglamento”, explicó Eric Olsen, miembro del centro de pensamiento Wilson Center y director de políticas e iniciativas estratégicas de la Fundación Internacional Seattle.

Lea además: Congreso de Estados Unidos destraba ley Renacer contra Ortega-Murillo: ¿de qué se trata la reforma?

Servida en mesa de Biden

Olson indicó a Expediente Público que después de dos meses en la Cámara Baja, los senadores pudieron ponerse de acuerdo con los representantes en algunos puntos que no quedaban claros a los líderes legislativos republicanos, por lo cual la aprobación en el lapso de una semana de la ley indica también el apuro que tiene el gobierno demócrata ante diferentes crisis.

Ana Wells, activista de la diáspora nicaragüense, indicó a Expediente Público que la ley estuvo detenida por razones técnicas desde agosto cuando fue aprobada por el Senado, «y las organizaciones presionamos a Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara) para que la pusiera en la agenda, se escribieron cartas directamente a ella, hubo personas dedicadas a llamar a cada uno de los congresistas y ayer (2 de noviembre) recibimos la noticia de que habían corregido la fallita técnica, Maxine Waters (congresista) firmó la propuesta y que sería sometida a voto el día de hoy».

Olson sostiene, además, que el presidente Joe Biden podría firmar la ley en los próximos días, pues este miércoles 3 de noviembre regresó a Estados Unidos después de una gira internacional; esta aprobación es de consenso, la mayoría demócrata en la Cámara Baja no se opondría a su propio mandatario.

Wells también espera que la ley sea firmada «antes de la inauguración del circo electoral». Los primeros sancionados serán familiares y allegados de Ortega.

Se acabó tolerancia a Ortega

«Esperamos que esta vez el ejército será afectado fuertemente y sus cuentas en este país congeladas. Este es un golpe fuerte a los empresarios que nunca escucharon el clamor del pueblo ni de la diáspora, se hubieran podido ahorrar muchas vidas y encarcelamientos si ellos hubieran debilitado al monstruo desde un comienzo, pero quisieron seguir cohabitando con ellos y ahora tienen a varios de sus directivos, en la cárcel», dijo.

En un debate previo a la votación, la congresista de Florida, María Elvira Salazar, precisó que con Renacer el foco de las sanciones por violaciones a los derechos humanos, corrupción y ruptura del orden democrático en Nicaragua está diseñado para presionar por medio del Tratado de Libre Comercio, “porque es un privilegio comerciar con Estados Unidos, no un derecho” a la familia de Daniel Ortega y su círculo cercano, incluyendo su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo (ya sancionada por corrupción y abusos de derechos humanos), así como al Ejército de Nicaragua.

“Es un claro mensaje a Ortega y Murillo que su tiempo se acabó, que ya no van a seguir enriqueciéndose”, advirtió.

Wells también aseveró que la empresa privada de Nicaragua llegó a cabildear en contra de esta ley, por lo del tratado de Cafta.

«No lograron su objetivo, igual pasó con el Nica-Act, el régimen solo se encargó de hacer su cabildeo inútil y las sanciones que vienen van a debilitar el aparato de este monstruo. Esto ocurre el día que se lee el reporte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la Organización de Estados Americanos (OEA) y a pocos días de las fraudulentas y burlescas elecciones organizadas por la dictadura», sostuvo.

Lea también: Senado aprueba Ley Renacer y cancelan más visas a funcionarios del régimen de Daniel Ortega

Renacer es obra bipartidista

La discusión presidida por la republicana Bonnie Watson, inició con el debate del representante de Florida, Theodore Deutch, quien explicó que “Renacer es una excelente legislación, quiero agradecer a mis colegas que de una manera bipartidista trabajaron juntos bajo el liderazgo incansable de los representantes y el trabajo del senador Albio Sires para llevar esta ley a la meta”.

“Estados Unidos debe apoyar la democracia, nosotros debemos apoyar la democracia en Nicaragua, esta legislación muestra que no abdicaremos nuestra responsabilidad de hacerlo, insto a mis colegas a apoyar esta legislación”, sostuvo Deutch.

Le puede interesar: Ley Renacer amplía posibilidad de sancionar a funcionarios del régimen de Nicaragua

Salazar hizo colocar detrás de ella una imagen ampliada de Ortega a la par del general Julio César Avilés Castillo y argumentó durante su intervención, que durante años el presidente de Nicaragua ha desmantelado la democracia al amparo de las armas y la violencia.

Salazar, copatrocinadora de la Renacer, quien fue esposa de Arturo Cruz, uno de los excandidatos presidenciales encarcelado y enjuiciado, explicó los cambios constitucionales manipulados por Ortega para ser reelecto y su control sobre las instituciones del Estado, incluyendo el Ejército y la Policía de los que se vale para gobernar.

A pesar de eso, un sector de izquierda del Partido Demócrata votó contra la propuesta de ley, así como con una resolución posterior apoyando a los manifestantes cubanos que marcharán el 15 de noviembre.

29 demócratas y 6 republicanos no favorecieron la Renacer, entre ellos, prominentes personalidades como la neoyorquina Alexandria Ocasio Cortez y James P. McGovern de Massachussets,

Como consecuencia «de la farsa»

La congresista Salazar expuso que Ortega está en Nicaragua «en un trono de hierro», cuya consecuencia es el sufrimiento de los ciudadanos: eliminó a partidos políticos, ha provocado centenares de muertes y tiene a más de cien presos políticos.

Salazar considera que las votaciones del domingo 7 de noviembre «son vergonzosas» con el arresto de siete candidatos presidenciales, por lo que se tratan «del robo electoral más grande que se pueda ver» en América Latina.

El congresista de Tennessee Mark Green manifestó que la ley era una oportunidad para detener el gobierno autoritario de Ortega: «las votaciones del domingo son una farsa teniendo presos políticos, entre ellos candidatos presidenciales, injustamente detenidos.

Estados Unidos debe condenar las elecciones del domingo en Nicaragua y pedir lo mismo a la comunidad internacional, dijo. “Vemos las consecuencias en Venezuela de ignorar a un régimen autoritario”, precisó.

Le sugerimos: Ley Renacer avanza contra régimen sandinista al igual que represión en Nicaragua

Diáspora aplaude

Ana Wells, directora de Abuenica, consideró que el trabajo de la diáspora en esta iniciativa de ley fue de extrema importancia. «Un esfuerzo de diferentes grupos de nicaragüenses-americanos, que tienen muy buena relación con los senadores Bob Menendez y Marco Rubio, buscaron que fuera una propuesta bipartidista para obtener el mayor número de apoyo sobre la ley», explicó a Expediente Público.

Wells afirmó a Expediente Público que una vez que la ley fue introducida, la diáspora en sus diferentes Estados se organizó y se formó un grupo nacional que abarcó representantes de varios grupos, sin importar protagonismo, ni ideología.

Este grupo de trabajo coordinó acciones conjuntas con grupos en diferentes lugares, se creó una campaña de información, educación para los representantes de distrito.

Se sostuvieron reuniones virtuales y presenciales en algunos casos, con legisladores de Indiana, Virginia, California, New Jersey, New York y otros Estados, se escribieron cartas de parte de organizaciones para cada uno de los miembros del Congreso y Senado.

«Nos unimos por teléfono todo el día y contamos cada voto, hemos llorado de la emoción y estamos regocijados al ver que si nos unimos podemos lograr grandes cosas. Hoy por la noche, el grupo Renacer tendrá una conferencia de Prensa donde daremos a conocer lo que se hizo y celebrar este triunfo del pueblo», informó.

Ana Wells

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.